Juan Grabois aseguró que “si no se puede evitar la suba de la pobreza, hay que cerrar la Rosada”

Juan Grabois, dirigente social cercano al presidente Alberto Fernández, reapareció públicamente con una dura crítica al Gobierno por el fuerte aumento de la pobreza, luego del conflicto de la familia Etchevehere en Entre Ríos que lo tuvo como uno de los protagonistas.

«Se podría haber evitado el aumento de la pobreza», dijo Grabois, luego de conocerse los últimos datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina), que informa que casi la mitad del país está sumergido en la pobreza, la cual saltó al 44,2% y golpea a 20 millones de personas.

Grabois fue determinante al respecto: «Le tiene que dar vergüenza a cualquier argentino y funcionario público. Si no se puede hacer nada para evitarlo, hay que cerrar la Casa Rosada«, declaró. Grabois remarcó además que el IFE «fue insuficiente» como política de contención social.

En diálogo con el programa Corea del Centro (NET TV), lanzó: «el Gobierno no tiene ningún sentido si no puede evitar que la mitad del pueblo esté en situación de pobreza y un diez por ciento en situación de indigencia. Son cuatro millones de argentinos que no tienen para comer», aseguró.

La cifra podrá haber sido del 53,1% de la población si no se hubieran implementado planes de emergencia como el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) o la tarjeta alimentaria. El 65% de los menores de 17 años viven en hogares pobres.

Al respecto, Juan Grabois detalló que el IFE «fue insuficiente» y apuntó: «se hizo algo, pero muchísimo menos de lo que se podría haber hecho. El ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) fue bueno y el IFE, no» ya que se lanzó «a las apuradas, sin un plan alternativo» y que «hay una incoherencia y una dispersión en las políticas de ingreso y de empleabilidad que es llamativa».

Sobre el primer año de gestión de Fernández, dijo estar «entre la ilusión y el desencanto. Hubo momentos buenos, como cuando empezaron las medidas sociales y sanitarias. Los resultados no acompañaron, pero la intención fue buena. Después empecé a ver problemas de gestión«, relató.

No obstante, Grabois aseguró que volvería «a elegir a Alberto» y sigue «teniendo esperanza en que el año que viene» la situación «estará mejor». Advirtió, empero, que «los resultados socioeconómicos» de la gestión del Frente de Todos «son malos».

Para finalizar, el dirigente social expresó que «no hay conciencia de la gravedad de la situación» económica del país. «Si no hay una redistribución progresiva de la riqueza va a ser muy difícil mantener la estabilidad social, económica y política», concluyó.