La provincia, por el peso de Rosario, tiene la tasa de homicidios más alta del país. Para hacer frente a los delincuentes que huyen, al gobierno se lo ocurrió probar la “Bola Wrap”, un dispositivo que ata e inmoviliza las piernas del oponente

Un adminículo con una especie de arpones que se dispara a través de un pulsador, el cual a simple vista luce como un juguete hogareño mal logrado o uno de esos tantos artefactos exóticos que se atiborran en las ferreterías, es la nueva arma para combatir el delito en la provincia más violenta del país, Santa Fe.

Son las boleadoras del Siglo XXI, presentadas en sociedad por el propio ministro de Seguridad de esa provincia, Germán Montenegro, quien hasta se animó a promocionar una teatralización de cómo se usan. Y es más o menos así: “Se dispara la soguita con los arpones en la punta. Sale rápido: ¡zas! Y al delincuente que huye, se le anudan las piernas, éste queda inmovilizado y hasta se puede caer. ¡Eureka!”.

El policía deberá ser certero en la carrera y en el pulso, para que la soguita, que viene a desafiar a la era de la robótica, se cierre con precisión de orfebre en las piernas escurridizas del caco. Y, ahí, luego de que todo funcione a la perfección, el delincuente caiga de bruces al piso. El tema es si tiene una pistola o revolver en las manos. Un detalle, claro que menor, aún no esclarecido…

Ni el comisario de la ciudad de Trulalá se animó a tanto, pero la boleadora 2020 se llama “Bola Wrap”, y ya fue presentada en sociedad por el gobierno que conduce el ex titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Marcelo Saín.

“Es una especie de boleadora moderna que ata mecánicamente a las personas y las inmoviliza. Es otro armamento no letal que produce un daño muy menor, pero sirve para inmovilizar”, argumentó el ministro Montenegro en diálogo con Radio 2 de Santa Fe.

Lo curioso es que el gobierno santafesino optó por no utilizar las conocidas pistolas Taser, pero sí está probando con las boleadoras. Recibe ideas de diferentes universidades con herramientas para combatir el delito. La “Bola Wrap” está entre ellas, y ya comenzó a ser evaluada. En esta provincia, mataron a más de 40 personas en lo que va de año, en su inmensa mayoría en Rosario, producto de la descontrolada y anárquica guerra narco.

El cronograma de evaluaciones experimentales de armas seguirá hasta abril. Se incluirán dispositivos acústicos, irritantes químicos de puño, irritantes dispersados a distancia, proyectiles de impacto kinético, armas de luz incapacitadoras, entre otras, consignó el portal Rosario3.

El Gobierno de Santa Fe todavía no le pidió sugerencias al honorable y siempre leal Cabo Lopecito, y mucho menos a la mascota del comisario, el entrañable perro Boby. A Manuel García Ferré tampoco se lo ocurrió tanto, en sus inolvidables Aventuras de Hijitus.