Oscar Martínez opinó sobre la situación actual y aseguró: «la gente no es estúpida ni idiota»

El talentoso actor, autor y director de teatro, Oscar Martínezparticipó anoche del programa La Trama del Poder, que se emite por LN+. En la entrevista que le realizaron, analizó la realidad política y se refirió al banderazo federal realizado ayer en distintos puntos del país en reclamo de «libertad y Justicia» por el Día de la Independencia. 

«Me preocupa y angustia cuando dicen que hoy salió la derecha a la calle, cuando fue el pueblo autoconvocado», sostuvo Martínez.

«El humor social está muy mal en la Argentina, y hay razones de sobra para que así sea», analizó Martínez. «Hoy me sorprendió la marcha multitudinaria que hubo a lo largo y ancho del país, sobre todo porque no fue convocada por un partido político o por los medios, tan demonizados últimamente como los causantes de todos los males», agregó. Y continuó: «Me parece que la gente salió a expresar su descontento y salió a reclamar que las cosas funcionen como deben hacerlo».

Martínez dijo, sin vueltas, que el humor social sería otro «si se viera que hay Justicia». Y, al respecto, agregó: «Cuando a la gente se le piden sacrificios y ve que sale en libertad Lázaro Báez, ¿cómo no se va a indignar?«

«El problema no es que salga en libertad, porque la democracia se lo permite, sino que estuvo cuatro años y medio detenido y no tiene una sentencia. Y no la tiene tampoco como para poder dejarlo en libertad. Es difícil, entonces, pedirle a la gente que esté feliz como en Noruega viviendo en un país con tan baja calidad institucional«, comparó el actor.

«Me parece que la revolución en Argentina sería cumplir a rajatabla la Constitución y el Código Penal, porque entonces así muchos políticos, inclusive algunos funcionarios que están actualmente en el poder acusados por hechos severos de corrupción, y muchísimos jueces penales fácilmente sobornables y que actúan en función del poder político, y decenas de sindicalistas multimillonarios, estarían presos«, concluyó Martínez al respecto.

En relación a la muerte del exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez, Martínez consideró que «las especulaciones de orden político eran inevitables». «Todos sabemos que este hombre involucró a la expresidenta en cuestiones muy delicadas y que contó cosas muy importantes para la causa de los cuadernos. Y también se conocía que había amasado una fortuna arrancando como cadete, al igual que Daniel Muñoz», explicó.

Por otro lado, Martínez también opinó en cuanto a las eventuales presiones a la prensa. «El derecho a preservar las fuentes también está consagrado en la constitución, y al demonizar y judicializar a periodistas para mí hay un claro intento de amordazar y sentar el miedo para acallar voces«, disparó.