Los trabajadores se reunieron con autoridades de la Secretaría de Trabajo y acataron la conciliación obligatoria

El paro del tren Sarmiento se levantó esta tarde, luego de una reunión que mantuvieron trabajadores de la línea ferroviaria con autoridades de la Secretaria de Trabajo de la Nación, donde acataron la conciliación obligatoria por 15 días. Pasadas las 18 horas, la estación Once abrió sus puertas y comenzó a normalizar el servicio.

 En tanto los empleados del ferrocarril, que une la estación porteña de Once con el partido bonaerense de Moreno, habían iniciado la medida de fuerza a la medianoche de este martes 3 de diciembre. El paro, que iba a ser por 24 horas, buscaba reclamar mejoras en las condiciones laborales, ya que se habían denunciado casos de “discriminación hacía las jefas de tren y falta de seguridad”.

Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la seccional oeste de la Unión Ferroviaria, explicó que el conflicto comenzó hace algunas semanas, cuando la empresa “intento trasladar a las compañeras a un vestuario nuevo ‘lata o contenedor’ que no cumple con ninguna medida de higiene y seguridad”, señaló. “El colmo de la negligencia es que lo colocaron en las vías frente al para golpes donde en el año 2009 un tren embistió la boletería en Castelar”, detalló, según consignó el portal de noticias La Ciudad Web.

La medida de fuerza había sido decidida el jueves de la semana pasada en una asamblea general del sector de jefas y jefes de estación, pero desde entonces no había existido una convocatoria de la compañía ni de la Secretaría de Trabajo para abrir una negociación, por lo que se llegó a interrumpir el servicio hasta el día de hoy, a las 17 horas. 

Tras anunciar el fin de la medida de fuerza desde la estación Castelar, Sobrero pidió perdón a los pasajeros. “Queremos pedirle a la sociedad que nos perdone por esto que pasó, pero no fuimos nosotros los que fuimos a este conflicto. Fue la empresa queriendo llevarnos a la próxima gestión”, dijo en diálogo con TN.