En el mes de mayo, las compañías de telefonía celular e internet habían acordado mantener el precio de los servicios para los usuarios congelados hasta el 31 de agosto. El incremento en septiembre sería de entre un 6 y un 15%.

Los principales prestadores de servicios de telefonía celular e internet harán efectivos desde el 1 de septiembre los aumentos para sus servicios. Dependiendo del plan contratado por los clientes, el incremento variaría entre un 6 a un 15%. Los precios se habían mantenido congelados desde mayo de este año, luego de un acuerdo de las compañías con el Gobierno por la pandemia de coronavirus.

Las empresas Movistar, Personal y Claro ya comenzaron a comunicarle a sus clientes que la suba se verá reflejada en las facturas del consumo de septiembre. De acuerdo con la legislación vigente, las compañías del sector están obligadas a informar de aumentos a sus clientes con 30 días de anticipación, por eso ya están enviando la información detallada con las nuevas tarifas. Hace un tiempo, ese plazo era de 60 días, pero ahora se acortó.

A mediados de mayo de este año, el Gobierno acordó con las empresas de telecomunicaciones la suspensión de los aumentos en las tarifas de los servicios de telefonía móvil y fija, Internet y TV. El acuerdo incluía el congelamiento de los precios hasta el 31 de agosto de 2020, con el objetivo de alivianar  la situación económica de los usuarios afectados por la cuarentena.

Hace tres meses, el Enacom había informado que el objetivo del congelamiento era «que las personas que atraviesan dificultades económicas durante la cuarentena puedan cambiarse de plan y acceder a un servicio que garantiza la conectividad a un precio accesible».