Una mujer viajaba con fiebre en un omnibús de la línea 67 por Recoleta está mañana y un llamado al 911 fue el alerta.

Ahora tanto el chofer como los 10 pasajeros que se encontraban en el omnibús deberán cumplir la cuarentena obligatoria.

Según le confirmó el titular del SAME, el doctor Alberto Crescenti, por una denuncia realizada en el 911 de un pasajero, se detuvo un colectivo de la línea 67 y se constató la veracidad del llamado.

«Por un llamado al 911 se inició un protocolo en este colectivo. Un hombre denunció que una mujer, de aproximadamente 40 años, venía tosiendo en el colectivo», informó Crescenti.

Y luego agregó: «Cuando se paró al colectivo se le hizo las preguntas de rigor a la mujer, que reconoció que venía con síntomas por una trombosis pero que también estuvo cuidando a personas que estuvieron en zonas de riesgo».

El director del SAME informó que la joven fue llevada al hospital Muñiz, mientras que el colectivero y el resto de los pasajeros deberán cumplir con la cuarentena.