Se trata de la comisaría de Mayor Buratovich, en la provincia de Buenos Aires. Allí, una joven de 20 años habría sido «amasada a palos» por la policía, según denuncia su madre.

Luego del terrorífico caso de Facundo Astudillo Castro, el joven que fue detenido por la Policía Bonaerense y cuyo cuerpo sin vida fue hallado varios meses después, ahora la misma comisaría de la localidad bonaerense de Mayor Buratovich, a la cual pertenecen los policías involucrados en el caso de Facundo, vuelve a quedar en la mira. Y es que Luciana Giménez denunció que los policías de esa dependencia dieron una golpiza a su hija de 20 años, cuya identidad permanece reservada.

Gimenez compartió un video en sus redes sociales en el cual relata que su hija salió con amigos el pasado domingo y al regresar a su hogar se encontró con varios uniformados. La joven golpeó la puerta de otra casa vecina para pedir ayuda, pero al sentir golpes en la puerta, los ocupantes de la vivienda llamaron a la policía por miedo a que se tratara de un asalto.

«Quiénes se creen que son para golpearla así, no les tengo miedo, los voy a enfrentar como hizo Cristina Castro, si me la mataban no me la iban a devolver, golpean a los pibes con problemas de drogas, no hay dónde denunciar, esto es tierra de nadie«, denuncia la madre de la joven en el video que compartió.

«Mi hija llegó de madrugada y cuando se levantó pudimos ver en su cuerpo las heridas y los hematomas, ella decía que le dolía todo, que la habían molido a palos«, cuenta Giménez. Si bien reconoció que su hija tiene problemas de adicciones, explicó, atenta a los prejuicios que muchas veces tiene la sociedad para con algunos sectores, que «eso no justifica lo que le hicieron en la comisaría», que «no hay derecho» y que «la entregaron llena de golpes, maltratada«. «Están haciendo lo mismo que hicieron con Facundo, si no la voy a buscar no la veo más, la policía de Buratovich quiere más jóvenes muertos«, aseguró mientras lloraba.

Otro caso de violencia policial en la comisaría de los policías que detuvieron a Facundo Castro

El domingo por la noche, la joven agredida había asistido con sus amigos al bar Carrusel. Por golpear la casa de sus vecinos, quienes llamaron asustados a la policía, la joven terminó detenida en la comisaría de Buratovich, acusada de querer ingresar a la vivienda para robar. Su amigo, quien también fue detenido, contó que a la joven «la arrastraron para subirla al patrullero, y una de las policías le metió un puñetazo con el anillo puesto y le rasguñó el cuello. La patearon en el piso, tiene los puntinazos en el cuerpo, en el estómago y en sus partes íntimas, no se podía levantar», aseguró el joven.

Según aseguraron los voceros de la secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires al diario Página/12, ya fue iniciada de oficio «una investigación en Asuntos Internos«. Además, las fuentes detallaron que a la joven le «están ofreciendo contención psicosocial desde la dirección de programas para el Desarrollo Sociocomunitario en articulación con los equipos de control de adicciones de Salud de Bahía Blanca», pero explicaron que «desde la familia no les respondieron». 

«Si los pibes hacen cosas que no deben es porque necesitan ayuda, no golpes, las instituciones no se hacen cargo, nadie nos ofreció algo para internar a mi hija«, aseguró, sin embargo, la madre de la joven.

«Hay droga en Buratovich pero son los policías los que están en la mafia, a mi hija no me la van a tocar más, si me quieren matar que lo hagan pero antes voy a hablar, voy a llamar a los medios, a Facundo lo mataron ellos, estoy harta del abuso de la institución policial que toma represalias contra el pueblo, qué derecho tienen de tocarla sin una orden judicial si yo jamás le levanté una mano«, dice Giménez en el video, antes de romper en llanto.

Giménez aseguró que presentará una denuncia judicial ante la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), la cual depende del Ministerio Público Fiscal y cuyo titular es Andrés Heim, uno de los fiscales involucrados en la causa por la desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro. «Acá todo se tapa, se cubren entre ellos. El pueblo les paga el sueldo, voy a ir hasta el presidente, esto no es política, voy a hacer como Cristina», finalizó la madre de la joven.