El edificio COEX en el distrito Gangnam-gu de Seul cuenta con la pantalla de señalización más grande de Corea del Sur. Una increíble pantalla LED de 81 metros de ancho y 20 metros de altura que rodea todo el edificio generando anuncios con efectos ópticos de gran calidad visual.

El proyecto se llama WAVE y es un proyecto de la agencia D’strict. Se trata de una compleja ola que se genera «dentro» del edificio y da la sensación de que va a romper las paredes que la contienen. Para hacer la experiencia más inmersiva el video está acompañado por un sonido de olas.

D’strict utiliza una vieja técnica visual: la anamorfosis. Se busca deformar los objetos para que vistos desde una perspectiva concreta recuperen su forma y generen un efecto 3D. La pantalla fue instalada por Samsung en 2018, una tarea que llevo alrededor de siete meses en concluirse. Se compone de alrededor de 31.000 módulos paneles LED con que le dan a todo el conjunto un área total de 1.620 metros cuadrados gracias a los 80 metros de ancho y los 20 de largo. El complejo tiene una resolución de 7.840 X 1.952 píxeles con un refresco de 49 Hz y un brillo de 9.000 nits.