Microsoft introducirá pronto un lavado de cara a su sistema operativo

Hace unos días, Microsoft anunció la llegada de su nueva actualización 21343 para Windows 10, que llegará primero a los usuarios del programa Insider Preview. Esta versión trae nuevos íconos, aunque existe un problema para los jugadores de PC, por lo que recomendamos que todavía no la descarguen.

Las clásicas carpetas amarillas cambiarán de color, aunque no todas. Entre las carpetas modificadas estéticamente se incluyen Imágenes, Descargas, Documentos, Videos, Escritorio, entre otras. Estas contarán con un diseño mucho más colorido, simple y moderno.

El objetivo de Microsoft es lograr que las carpetas sean más fáciles de distinguir y reconocer a simple vista. Si bien no todas cambiaron de color, el gigante informático afirmó que lo harán eventualmente en futuras actualizaciones. Este rediseño total, afectará a más de 100 productos de Microsoft, incluyendo todo el paquete Office, Windows 10 y más.

De todos modos, como indicábamos anteriormente, En el blog de la actualización aparece una entrada en la sección de Problemas Conocidos, que debería ser suficiente para que pausen la actualización, al menos por un tiempo

«Hay un problema en esta compilación por el cual ciertos juegos pueden fallar, no sincronizarán los datos guardados cuando se juega en un dispositivo diferente o no se guardarán cuando se instale un juego nuevo.»

“Estamos trabajando en una solución, pero si cree que esto puede afectarlo, para evitar posibles daños en los datos, le recomendamos que pause las actualizaciones hasta que lancemos una nueva compilación con la solución”, advirtió Microsoft.