El aislamiento se mantiene hasta el 28 de junio en el AMBA y algunas zonas de Chubut, Córdoba, Chaco y Río Negro. El anuncio lo realizó Alberto Fernández junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof.

Vamos a mantener el aislamiento preventivo y obligatorio en lugares donde haya circulación comunitaria. En el resto del país entraremos en una fase llamada distanciamiento social, preventivo y obligatorio”, anunció el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en una nueva conferencia de prensa. Lo acompañaron el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

«Han pasado dos semanas y han pasado distintas cosas con la pandemia. Nosotros seguimos confirmando que los resultados que estamos obteniendo comparados con la región siguen siendo alentadores. Esto es producto del esfuerzo de todos los argentinos», fueron las palabras con las que el mandatario comenzó la conferencia.

“Como sociedad hicimos las cosas bien Mis condolencias a todos los que perdieron seres queridos. Pese a eso nuestros resultados son buenos. “Nosotros tenemos que entender que no superamos el problema, subrayó.

Por otro lado, Alberto Fernández aseguró que  la «circulación» en AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) provocó el crecimiento de casos de coronavirus, situación que, según informó, «retrotrajo la idea de mayores aperturas en el aislamiento social, preventivo y obligatorio».«Vamos a ampliar esto 21 días más, vamos a volver a vernos el 28 de junio«

«Vamos a hacer una diferenciación, vamos a sostener el aislamiento en todos los lugares donde haya circulación comunitaria del virus. Allí la situación va a seguir igual que ahora y cualquier esquema de apertura se hará con los cuidados que exigimos», dijo Fernández. «Pero el resto del país va a entrar en una etapa de distanciamiento social obligatorio y preventivo», agregó. «El aislamiento indica que cada persona se queda en su domicilio y sale para hacer compras básicas y trabajos esenciales, exceptuados», repitió, como cada conferencia.

«Las actividades que reabren deben garantizar el distanciamiento social. Seguimos recomendando tapabocas, alcohol, ventilación en los ambientes y desinfección en superficies. Y en los lugares cerrados no podrán reunirse más de 10 personas cumpliendo el distanciamiento y nunca superando el 50 por ciento de ocupación», expresó. «Están prohibidos los eventos públicos y privados, cines, teatros, clubes, centros culturales, transporte publico de pasajeros interurbanos salvo para el caso de trabajadores esenciales, y la actividad turística», agregó el Presidente ante la mirada atenta de los asistentes.

«Vamos a seguir con el IFE, con las ayudas al sector privado, con la AUH, los préstamos a tasa cero para monotributistas. Y a finales de mes vamos a pagar el primer bono que se había atrasado por cuestiones burocráticas», agregó. «Esto, sumado a las ayudas a los sectores más necesitados, como la tarjeta Alimentar. Todo esto ha significado el 2.6 por ciento del PBI argentino», explicó Fernández.

«Tuve una reunión larga con los gobernadores y escuchamos los problemas del interior y de Buenos Aires y la ciudad. Estamos todos de acuerdo, para mí es muy importante contar con todos los gobernadores. Dios me ha privilegiado en contar con estos gobernadores, tenemos que seguir trabajando unidos porque el problema no está resuelto y puede volver a aparecer en cualquier momento en los lugares donde hoy no está: Esto tiene sentido: tiene sentido seguir haciéndolo”, sostuvo el mandatario.

Nueva etapa

La fase de «nueva normalidad» incluye a aquellos lugares del territorio nacional que no registraron nuevos casos de coronavirus durante estos últimos días. En el AMBA la cuarentena seguirá, pero se continuarán liberando algunas actividades, como  «los locales barriales de ropa y calzados de cercanía», adelantó Rodríguez Larreta. También se podrá realizar actividad física de 20:00 a 08:00 horas de la mañana entre una y dos horas, acompañados por no más de una persona, con tapabocas y respetando la distancia social.

Alberto Fernandez

Sobre estas aperturas, Larreta aseguró que “ los protocolos van a ser muy pero muy estrictos”. El funcionario también se refirió a la situación de los adultos mayores y de los geriátricos, y explicó que “se está llevando adelante el mismo plan que se utiliza en Nación, el Detectar», y que «a partir de la semana próxima se realizarán tests a todos los trabajadores de geriátricos”.

Con respecto a la cuestión de los más pequeños, el jefe de gobierno porteño sostuvo que hubo “una buena experiencia en las salidas del fin de semana de los niños, no hubo situaciones de aglomeración y los expertos enfatizaron su importancia”. Es por eso que se decidió que ahora se podrá salir a dar paseos por la cuadra los dos días del fin de semana con los menores, siempre tomando todos los cuidados necesarios.

Por su parte, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, realizó una diferenciación sobre las “distintas realidades” entre el conurbano bonaerense, la Ciudad de Buenos Aires y el interior de la provincia, en donde recordó que “estamos a 1000 casos por día y estamos en una fase del crecimiento acelerado, nada más que esa situación se divide en forma muy desigual en el país”.

También destacó que se implementará un «sistema de fases para los 135 municipios de la provincia, de acuerdo con sus diferentes realidades», para ir habilitando «paquetes de actividades autorizadas» en cada segmento.