Rodríguez Larreta anunció que, además de tratar de habilitar algunas clases al aire libre, se habilitará la apertura de terrazas y patios de bares y restaurants de la Ciudad de Buenos Aires.

Tras la estabilización de los contagios en la Ciudad de Buenos Aires en un promedio de 1100 casos confirmados por día, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa en la cual confirmó la intención de retomar las clases presenciales al aire libre para aquellos alumnos que hayan perdido el vínculo pedagógico durante los meses de aislamiento social.

Es por eso que el mandatario porteño aseguró que le insistirá a Nación para autorizar «algún grado de presencialidad» en la educación, en principio, para aquellos 6500 chicos que fueron identificados por haber quedado por fuera de la modalidad virtual del dictado de clases debido a la pandemia. «Si es necesario, saquemos los pupitres y las sillas a la calle«, enfatizó Rodríguez Larreta.

Además, comunicó que serán habilitadas las terrazas y los patios de los locales gastronómicos. Esta medida se suma a la habilitación de la atención en las veredas que comenzó a regir hace algunas semanas. También podrán retomarse grandes obras de construcción y serán autorizadas las ceremonias religiosas que no cuenten con más de veinte personas.

«Llevamos diez semanas donde los contagios nuevos están estabilizados en 1100 casos y dos meses que la ocupación de camas de terapia intensiva en el sistema público está en un sesenta por ciento. Es una estabilidad en nivel alto, pero alentadora«, aseguró Rodríguez Larreta, recordando que se han estado «sumando actividades gradualmente, con mucha prudencia, y los casos se mantienen».

Para Rodríguez Larreta, «la prioridad uno» es «la educación. «Desde el 16 de marzo los chicos y chicas no tienen clases y vienen haciendo un enorme esfuerzo para mantener el contacto, pero todos sabemos que no es lo mismo. No hay nada que reemplace la sociabilización de los chicos, interactuar, estar con sus amigos, hacer trabajos en grupo. Es una parte fundamental del aprendizaje, y tampoco es lo mismo para las familias», enfatizó.

Si bien el mandatario aseguró ser consciente de que «no están dadas las condiciones sanitarias para volver a las clases como antes», repitió que es necesario «ir retomando el vínculo para con la escuela, para aquellos estudiantes que los necesitan». Es por eso que este próximo lunes habrá una reunión entre los ministros de Educación y de Salud de la Ciudad y de la Nación para debatir el tema de las clases «a la intemperie».

Por último, Rodríguez Larreta se refirió a la quita de un punto de coparticipación de la Ciudad para transferirlo a la Provincia de Buenos Aires, decisión que fue tomada por Alberto Fernández la semana pasada. Si bien el mandatario porteño hizo la denuncia ante la Corte Suprema de Justicia por considerar a la medida «inconstitucional«, aclaró que con Nación continuarán «trabajando en forma coordinada«. «Una cosa no tiene que ver con la otra«, aseguró.