El presidente Alberto Fernández anunciará mañana el fin de la fase de aislamiento a partir del 9 de noviembre y  el paso a una etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) en el AMBA.

«Ante la baja de casos de coronavirus en el AMBA, es una posibilidad muy concreta la de pasar a DISPO. Igualmente, la última palabra la tiene el Presidente», publicó la agencia Noticias Argentinas.

Las fuentes consultadas por Noticias Argentinas indicaron que «si la situación epidemiológica lo permite no va haber problemas en avanzar«, y destacaron que «en los últimos días hubo una baja muy importantes de casos en el AMBA».

En el entorno presidencial afirmaron que la idea de pasar del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) a un Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) es «algo que se evalúa hace dos anuncios».

Por la mañana, a las 10:00, el jefe de Estado recibirá en la Residencia de Olivos al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para dialogar sobre las nuevas medidas por la pandemia en el AMBA y deslizaron que el anuncio de extensión se podría realizar por la tarde desde la Casa Rosada.

Fuentes del Gobierno bonaerense resaltaron que en la provincia «hace por lo menos 10 semanas» que tienen «tendencia a la baja de casos y más fuerte en el Conurbano». «En el medio tuvimos algunos brotes en el interior de la Provincia, pero ahí es más fácil controlar esos brotes», graficaron.

En el entorno del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmaron: «Son buenas noticias, si Alberto Fernández anuncia flexibilizaciones, seguro nos plegaremos».

Por su parte, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, afirmó que la posibilidad de pasar de ASPO a DISPO es «una información» que le están dando a Fernández, pero aclaró que «lo decide el Presidente, como ha sido siempre».

«El impacto que tenía (el virus) en el AMBA y en algunas provincias argentinas disminuyó fuertemente», resaltó González García en declaraciones a los medios acreditados en Casa Rosada.