El presidente Alberto Fernández se mostró preocupado por el aumento de casos de coronavirus, y consideró que el país está atravesando «el peor momento de la pandemia».

«El botón rojo siempre está a mano, porque la conservación de la salud es lo más importante», disparó el presidente Alberto Fernández cuando le consultaron en radio Futurock sobre la posibilidad de volver a un aislamiento más estricto. «Entiendo el hastío de la gente, pero recurro a la capacidad de reflexión de cada uno», remarcó el mandatario, e insistió en pedir a la sociedad «mayor responsabilidad» ya que «todavía estamos muy lejos de haber superado» el problema.

En este sentido, Fernández consideró que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) «la gente se relajó equivocadamente». «No está en discusión la libertad de la gente, pero la primera condición para ser libres es estar vivos«, insistió el jefe de Estado, en respuesta a algunos sectores de la coalición opositora, Juntos por el Cambio, que reclaman mayores aperturas.

En sus declaraciones, Fernández confesó que ve la situación «con mucha preocupación» porque observa «a una sociedad muy renuente a volver a una cuarentena y a los medios de comunicación que alientan a una libertad entre comillas«.

«En el AMBA todavía están controladas las cantidades de camas, pero necesitamos de la sensatez de la gente. Yo siento que la gente piensa que la vida ha vuelto a la normalidad porque los comercios abren, pero el virus está circulando», advirtió el mandatario.

«Nadie quiere prohibir que vean a sus hijos, sino lo que se busca es que en el encuentro no se relaje nadie y no se contagien porque luego el riesgo es enorme», explicó Fernández respecto a la prohibición de realizar reuniones sociales. Y continuó: «el virus existe y nosotros lo vamos a buscar. Cuanto más tiempo estemos aislados, el riesgo se minimiza».

Al ser consultado sobre las razones de la última flexibilización de la cuarentena en el AMBA, el jefe de Estado admitió: «lo cierto es que la gente no estaba respetando la cuarentena porque en un momento la gente dijo ‘yo salgo igual’ y se relajó equivocadamente. Estamos en el peor momento«, enfatizó.

Con respecto a los más de 7 mil contagios que se vienen registrando por día y la tasa de letalidad actual del virus en Argentina, Fernández señaló que «está dentro de lo esperado, de lo proyectado, pero puede ser menor si nos cuidamos más».