Un grupo de 60 jóvenes que participaron esta madrugada de una fiesta en una cervecería de Villa Elisa fueron aprehendidos junto a los organizadores del evento por violar el aislamiento social preventivo y obligatorio.

La fiesta clandestina se llevó a cabo en un local ubicado en Camino Centenario y 44  donde funcionaba la cervecería “Bagdad”, allí llegó personal del Comando de Patrullas de La Plata, del Gabinete Técnico Operativo de la comisaría de Villa Elisa y de Control Urbano de la Municipalidad y se dieron cuenta del movimiento de personas en el lugar.

Pero al llegar los uniformados, los jóvenes asistentes a la fiesta clandestina se negaron a salir del lugar y permanecieron gran parte de la mañana “atrincherados” dentro del local.

Los uniformados advirtieron también que se escuchaba música en volumen alto y con los datos recabados se comunicaron con el Juzgado Federal N° 3 de La Plata. Un vecino de la zona dijo que  «se escuchaba música a todo volumen de personas que estaban festejando”.

Desde la justicia dispusieron que se mantenga un cerrojo del predio para luego irrumpir e identificar a los concurrentes y notificarlos del inicio de una causa por infracción al Artículo 205 del Código Penal Argentino. Vale aclarar que a la cervecería le puede caber una multa de $133 mil pesos.

La secretaria de seguridad y control ciudadano de la Municipalidad de La Plata junto a los agentes policiales tomaron intervención, desalojaron el lugar y detuvieron a los organizadores del evento, “los que serán sancionados con una pena ejemplar, al igual que todos los asistentes que estuvieron presentes”.

Se trata de una contravención del artículo 45 de la ordenanza municipal N° 6147, la cual prevé sanciones que van de 10 a 500 módulos y/o arresto de hasta 30 días. El valor del módulo es 266,50 pesos.

En el bar se incautaron bebidas alcohólicas y equipos de música, todos elementos puestos a disposición de la justicia.