El ministro de Salud, Ginés González García, afirmó hoy haberse «sorprendido» por el aumento en los contagios de coronavirus registrados en los últimos días.

Debido al pico de contagios de coronavirus, registrados especialmente en estos últimos dos días, el Ministro de Salud, Ginés Gonzaléz García, aseguró que «mucho de lo que está pasando hoy es por hacer asados, juntadas y mateadas», e insistió con que «la responsabilidad individual es fundamental».

«Este tipo de actividad explica estos brotes que estamos viendo acá [en referencia al Área Metropolitana de Buenos Aires] y en distintos puntos del interior. Por favor, que la gente tenga responsabilidad, es una cosa única, nunca lo vivimos y queremos que termine de la manera menos dañosa para los argentinos. Son momentos muy complicados», rogó el titular de la cartera sanitaria.

En este sentido, tras señalar que los resultados de la fase estricta de la cuarentena que rigió entre el 1 y el 17 de julio no tuvo el resultado esperado, González García señaló que si bien «la mayoría» de las personas respeta el aislamiento social, preventivo y obligatorio, las que no lo respetan «hacen pagar un precio grande» al conjunto de la sociedad.

Así lo expresó el ministro en declaraciones formuladas a la radio FM La Patriada, en las que afirmó que desde el Gobierno están «preocupados» ante el aumento de los contagios, y advirtió que, si bien se entiende que «la gente está harta y cansada», en la medida en que «circula más gente, se suman más casos».

«Me sorprendió este aumento de casos de los últimos días; veníamos viendo datos que no nos gustaban pero la verdad creí que iban a empezar a bajar fruto de la cuarentena. Se ve que no tuvo el efecto que había tenido la cuarentena anterior y que no fue hecha de manera correcta», explicó Ginés González García.

El funcionario, sin embargo, justificó la nueva cuarentena con apertura de comercios en el AMBA que rige desde el pasado lunes, «ya que con los protocolos que se abrieron se está comprobando que son muy poco contaminantes».

«Por favor, cuidémonos a nosotros y a los que nos rodean. El cuidado es fundamental para que menos gente se enferme, para que menos gente necesite cuidados intensivos y tengamos menos consecuencias, que una de ellas es la muerte», finalizó el ministro.