Debido a la baja en la recaudación y en vistas de enfrentar las consecuencias de la pandemia, la iniciativa de Axel Kicillof busca llevar del 7% al 12% el tributo de Ingresos Brutos de las entidades bancarias.

La baja en la recaudación y la rigidez de la oposición en la negociación para aprobar la Ley Impositiva obligaron a los dirigentes a buscar soluciones. Aunque todavía está en proceso de elaboración, el proyecto en el cual trabajan un grupo de legisladores bonaerenses del Frente de Todos (FdT) va tomando forma con el visto bueno del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien propone un aumento en el impuesto de Ingresos Brutos a los bancos.

En declaraciones a Página 12, un legislador oficialista de la Provincia de Buenos Aires aseguró que están «terminando de conformar las comisiones, pero se está trabajando sobre el tema». Así, anticipó los próximos pasos que se darán en la Legislatura. La pandemia internacional de covid-19 golpea fuerte en el territorio bonaerense, que puso casi todos sus instrumentos políticos a su alcance en la prevención y la atención del virus. El eje del proyecto de ley apunta a conformar un «Fondo Solidario covid-19« que le permita a la provincia fortalecer el sistema de salud y la atención médica de los casos que vayan apareciendo.

La propuesta apunta a llevar al doce por ciento el impuesto a los Ingresos Brutos de los bancos, exceptuando los préstamos hipotecarios «otorgados a personas físicas, con destino a la compra, construcción, ampliación o refacción de vivienda única, familiar y de ocupación permanente”. Además llevará a un 2,5 por ciento el impuesto a las empresas de “fabricación de insecticidas, plaguicidas y productos químicos de uso agropecuario”, según el nomenclador de la provincia de Buenos Aires.

En el documento preliminar del oficialismo también se destaca que habrá «reducción a cero por ciento de todas las alícuotas del impuesto sobre los Ingresos Brutos superiores a ese porcentual», siempre que «el total de ingresos gravados, no gravados y exentos, obtenidos por el contribuyente en el periodo fiscal 2019″ no supere los quinientos mil pesos. En el caso de los servicios de proveedores de Internet, el impuesto llegaría al seis por ciento, aunque en ambos casos se pondrá como límite que hayan superado los quinientos millones de pesos como total de «ingresos gravados, no gravados y exentos» obtenidos durante el año 2019 en su actividad, «dentro o fuera de la provincia».

Los diputados avanzaron durante estos días con los acuerdos para la conformación de las comisiones, lo que permitirá que la legislatura provincial funcione con mayor normalidad. Una vez constituidas, los proyectos iniciarán su periplo hasta llegar a su tratamiento en el recinto, una vez que se convoque a sesionar nuevamente.