Dueños y empleados de peluquerías de la ciudad de La Plata reclamaron hoy frente a la Casa de Gobierno bonaerense para que se los autorice a trabajar y realizaron cortes de cabello gratuito a transeúntes que por allí pasaban.

Los peluqueros y peluqueras de la capital bonaerense marcharon hasta la Plaza San Martín y montaron allí pequeños salones de peluquería con sillas y camisolines impermeables para cubrir a los ocasionales clientes.

Un funcionario de la Gobernación provincial se acercó a los profesionales y recibió su petitorio, en el que remarcaron las medidas sanitarias de prevención que adoptarían, en su protocolo, para el trabajo en las peluquerías.

El intendente de la ciudad de La Plata, Julio Garro, elevó al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, un plan para reactivar la economía que contempla la apertura de más de 7 mil locales, entre ellos peluquerías, rubro aún no aprobado para su funcionamiento por el mandatario provincial.

«Los peluqueros necesitamos trabajar», era la leyenda común de los carteles que exhibían los trabajadores mientras armaban sus stands ante la atenta y curiosa mirada de los transeúntes, muchos de los cuales decidieron aprovechar el corte gratuito.

Con barbijos y tratando de mantener la mayor distancia, los y las peluqueras cortaron el cabello a hombres y mujeres, que también utilizaban e respectivo barbijo o tapaboca.

«Llevamos mucho tiempo sin poder trabajar, y la mayoría no pudo acceder al bono de ayuda que dio el Gobierno. Necesitamos abrir ya», aseguró Carlos Benitez Etchart, propietario de la cadena de peluquerías H2O.

Los profesionales armaron en los últimos días la agrupación Peluqueros Asociados La Plata y tienen un grupo de whatsapp donde comparten las distintas dificultades que atraviesan, como los problemas para afrontar el pago sus alquileres y salarios, entre otras.