El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, sostuvo en relación a la marcha convocada para este lunes 17 de agosto que las manifestaciones «tienen que ser expresadas en toda su magnitud».

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó que la marcha que tendrá lugar el próximo lunes 17 de agosto, convocada por sectores de la oposición y, entre otros, el actor Luis Brandoni, es una forma de «ayudar a mantener el equilibrio personal y el equilibro social». De esta forma, el funcionario dio el visto bueno a la movilización convocada en el peor momento de la pandemia de coronavirus en la Argentina, en la cual la enfermedad ya se cobró la vida de 5.246 personas.

«Sobre las manifestaciones ya he hablado muchas veces. Luego de haber pasado todo este tiempo, y sobre todo habiendo pasado un trauma social crónico de esta magnitud, las emociones, las críticas, las opiniones y las manifestaciones tienen que ser expresadas en toda su magnitud, porque eso también ayuda a mantener el equilibrio personal y el equilibrio social», sostuvo Quirós en una conferencia de prensa esta mañana.

El titular de la cartera sanitaria de la Ciudad agregó, además, que las manifestaciones tienen «que hacerse con pleno cumplimiento de la normativa vigente, idealmente dentro de autos y lugares cerrados. Si es en el espacio público con tapaboca, con distanciamiento, con todos los cuidados». El funcionario pidió responsabilidad a las personas que se manifestarán.

«Estamos en un proceso de amesetamiento bastante prolongado de los casos y llevamos 10 días de descenso de uso de camas de internación general y hoteles, pero no de camas de terapia intensiva, que en general demora entre tres y cuatro semanas para bajar, de acuerdo a la experiencia internacional», explicó Quirós.

De acuerdo al reporte divulgado este viernes por el ministerio de Salud porteño, un 68,25% de las camas de terapia intensiva para pacientes con Covid-19 en el sub sector público del distrito están ocupadas, una cifra que se mantuvo durante los últimos días. Mientras que en el caso de las camas para la enfermedad moderada la ocupación es de 47,2% (708 de 1.500) y para los enfermos con síntomas leves es de 44,15% (2.206 de 5.000), cifras que registraron un descenso en las últimas jornadas.

Con respecto a la disminución de casos de Covid-19 en la última semana, Quirós explicó que «se expresa en todos los indicadores de progresión de casos, ya que el R (el famoso índice de contagiosidad) por estos días está debajo de 1″ y «el tiempo de duplicación de casos es de 40 días» en la Ciudad. Sin embargo, advirtió que «esto ya pasó hace dos semanas pero volvieron a crecer los casos», por lo que «hay que ser extremadamente prudentes», e insistió con la necesidad de realizar «un desandado progresivo y paulatino de las medidas (de apertura), con una mirada de prudencia» y atendiendo a la evidencia de la situación epidemiológica.

Asimismo, el ministro explicó que «lo que el presidente nos está diciendo es que tenemos un camino por delante hasta la vacuna, que tenemos que manejarnos inteligentemente y que los ciudadanos debemos aportar algo de nosotros, acompañar con el cuidado individual».