El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aseguró hoy que la llegada de vacunas Sputnik V al país «es inestable» y remarcó que la velocidad de vacunación depende de que el Gobierno nacional consiga las dosis.

El titular de la cartera sanitaria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós al brindar detalles del plan de vacunación en la Ciudad, señalo que «la entrega de vacunas es inestable. La velocidad de la vacunación irá a la velocidad con la que el Gobierno logre las vacunas y las ponga a disposición de la Ciudad».

Quirós indicó que las dosis que llegarán en el vuelo de Aerolíneas Argentinas que partió el pasado martes rumbo a Rusia servirán para completar la primera etapa del plan de vacunación que se realiza sobre el personal de salud.

«El 1 de febrero comenzará la vacunación de todo el personal de salud», aseguró el ministro de Salud, Fernán Quirós, quien señaló que «actualmente estamos en la etapa 1, que es completar la vacunación de los trabajadores de la salud» que se encuentran en la primera línea de lucha contra el Covid-19.

«A partir del lunes comenzará la vacunación de los 130 mil trabajadores de la salud de la Ciudad, quienes recibirán la Sputnik V en los mismos centros donde se venía aplicando, esto es 20 centros privados y 19 públicos» aseguró el ministro.

También se habilitará un centro en el estadio de River Plate, donde se podrán vacunar los profesionales independientes, es decir los que trabajan en sus consultorios.

El personal de residencias geriátricas se podrá vacunar en el Centro Cultural de la Sanidad a raíz de un acuerdo firmado entre la Ciudad y el gremio de Héctor Daer.

Quirós aseguró que la Ciudad seguirá el mismo orden de prioridades establecido por el Ministerio de Salud de la Nación y que el inicio de cada etapa será anunciado a medida que vayan llegando al país las vacunas.

«Necesitamos seguridades en la comunicación», dijo Quirós para explicar la razón por la cual la Ciudad no abrió el pedido de turnos para acceder a la vacuna Sputnik V.

Por eso explicó que una vez que se haya completado la vacunación de todo el sistema de salud, seguirá el turno de los adultos mayores de 70 años y todas las personas que vivan en residencias geriátricas tengan o no esa edad.