Sudáfrica tenía planeado comenzar esta semana con la aplicación un millón de vacunas de Oxford-AstraZeneca, pero un estudio reveló que su eficacia es «limitada» contra la cepa sudafricana.

Sudáfrica anunció que suspenderá de forma provisoria el plan de vacunación que debía iniciar en los próximos días con un millón de dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca porque un estudio realizado reveló que la eficacia de la vacuna es muy limitada contra la cepa de ese país.

El ministro de Salud, Zweli Mkhize, explicó que «es un problema temporal, debemos suspender las vacunas AstraZeneca hasta que resolvamos esos problemas» en una conferencia de prensa que se realizó de manera on-line, y agregó: «estas primeras conclusiones parecerían confirmar que la variante del virus aparecida en el país puede transmitirse entre la población ya vacunada«.

El estudio lo realizó la universidad Witwatersrand, desde donde se advirtió que la vacuna desarrollada por esta empresa brinda «una protección limitada ante formas moderadas de la enfermedad provocada por esta nueva cepa sobre adultos jóvenes».

Por su lado, AstraZeneca reconoció que un estudio realizado sobre una muestra de 2.000 personas demostró que la vacuna británica tiene “una eficacia limitada ante las formas leves de la enfermedad causada por la variante sudafricana”.