La ministra de Salud, Carla Vizzotti, hizo hincapié en que Argentina vive el peor momento desde que inicio la pandemia de coronavirus.

En conferencia de prensa, la titular de la cartera sanitaria nacional Carla Vizzotti, insistió: «Necesitamos disminuir la circulación de personas para disminuir la transmisión del virus. Éste es el momento de más riesgo desde que inició la pandemia. Tenemos un aumento de casos que puede llevar a un desborde del sistema de salud».

Y añadió, «No se trata del riesgo individual de asistir a un establecimiento escolar donde se cumplan los protocolos, sino que se trata de un riesgo colectivo en un conglomerado urbano con una transmisión comunitaria intensa y una velocidad de contagios acelerada, donde la movilización de personas implica un riesgo», sostuvo la funcionaria nacional, quien destacó que «el aumento del número de casos fue exponencial» en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

«Ése es el motivo sanitario de esta decisión que no se contrapone con ningún otro derecho ni lo impide», subrayó Vizzotti, quien profundizó: «Tenemos la convicción de que tenemos que priorizar la salud por sobre la política y la situación judicial. El mensaje para las personas que viven en la Ciudad es que la fundamentación del Gobierno nacional es priorizar la salud y poner en valor el riesgo colectivo».

Y añadió: «El planteo a la Justicia es fundamentar lo mismo que dice el DNU: es una pandemia inédita a nivel mundial y la Argentina está viviendo el peor momento. Tenemos un aumento de casos que pone en riesgo el sistema de salud y tenemos circulación de variantes de preocupación, que aumentan la transmisibilidad y la letalidad. Por ese motivo se tomaron estas medidas. Esto es algo transitorio y totalmente extraordinario.

«Este es el planteo del Estado Nacional, tratando de llevar la mayor calma a la población, no entrando en confrontaciones, ni en situaciones que generen más angustia, preocupación», destacó la funcionaria.

La titular de la cartera sanitaria indicó que «los grandes conglomerados son los que distribuyen los casos a otra provincias», ante lo cual insistió: «Tomando las decisiones y disminuyendo la circulación en el AMBA estamos protegiendo a los argentinos de otras jurisdicciones, minimizando el riesgo de llegada del virus».

En ese sentido, recordó que el DNU vigente establece que los gobernadores pueden adoptar medidas restrictivas cuando lo requieran ante un incremento en la cantidad de contagios. Asimismo, advirtió que «el sistema de salud está en tensión en todo el país, en especial en el AMBA» y agradeció «el trabajo, la dedicación y el esfuerzo» de los trabajadores del sector.

«La punta del iceberg es la terapia intensiva, pero el equipo de salud es diverso y amplio. Por eso, cada cuidado individual tiene impacto colectivo en quienes queremos, pero también en disminuir la tensión en el sistema de salud», añadió.

Vizzoti también señaló que «la mayoría de la población ha comprendido la gravedad de la situación y la importancia de cumplir las medidas, que tienen como objetivo cuidar la vida». La funcionaria justificó la profundización de las restricciones menos de una semana después de que se adoptaran medidas. .

«Como estas medidas se tomaron el viernes y la velocidad siguió aumentando, no quisimos esperar más tiempo y poner en riesgo el impacto positivo de esas medidas por esperar y ahí es donde se intensifican las medidas en el AMBA, que hoy en día es el epicentro de la pandemia», afirmó.

De todos modos, explicó que «es posible» que en las próximas semanas «el número de fallecidos aumente» como resultado del fuerte aumento en los contagios que se gestó en las últimas semanas. «Las medidas requieren la posibilidad de implementarlas. No es la misma situación este año que el año pasado. La proporción de casos en función del número total de casos confirmados tiene una porción mucho mayor de asintomáticos y casos leves. Lo que justifica las restricciones es el ingreso a las terapias intensivas», dijo al ser consultado por la demora en la toma de decisiones restrictivas.

«Necesitamos que disminuya la velocidad de contagios y la velocidad de ingresos de personas a las terapias intensivas», subrayó.