Marcelo Tinelli comunicó la decisión en su cuenta de Twitter. Horacio Arreceygor, el vicepresidente 1°, ocupará el cargo vacante.

Marcelo Tinelli decidió tomarse una licencia como presidente de San Lorenzo de Almagro, cargo para el que fue electo a finales del año 2019 con el 80% de los votos. El empresario y animador televisivo comunicó su decisión en su cuenta personal de Twitter. No especificó por el tiempo que se mantendrá al margen de la vida institucional azulgrana. Su lugar será ocupado por Horacio Arreceygor, quien lo secundaba como vicepresidente 1°.

Tinelli es señalado como el gran responsable del caos deportivo y económico de San Lorenzo, que acaba de ser eliminado de la Copa de la Liga Profesional y la Copa Sudamericana, en donde sumó apenas un punto en cuatro partidos. Los hinchas lo vienen señalando en las redes sociales y en los programas partidarios como un presidente “fantasma”. La gran mayoría concuerda en expresar que está más pendiente de su carrera política, de llegar al sillón de la AFA y de su programa de televisión Showmatch (que comenzará el lunes 17 de mayo), que de gestionar la entidad en el día a día.

Además, Tinelli y su equipo dirigencial son criticados en el mundo San Lorenzo por las compras de jugadores efectuadas en los últimos libros de pases, en los que contrató con elevados sueldos a muchos futbolistas sin grandes pergaminos. También entran en la reprobación las elecciones de los últimos directores técnicos: el retorno de Juan Antonio Pizzi, el interinato de Diego Monarriz, Mariano Soso y Diego Dabove, dos profesionales sin experiencia en equipos grandes.

Con Dabove a la cabeza, el Ciclón quedó afuera de las cuatro competencias del primer semestre del 2021: las dos mencionadas en el segundo párrafo sumadas a la Copa Argentina y la Copa Libertadores de América. Tras perder con Racing Club en el torneo local, el coach presentó su renuncia, ocurrida el domingo pasado. El fútbol rentado quedó en forma interina en las manos de Leandro «Pipi» Romagnoli, hasta el nombramiento del reemplazante de Dabove.

Los simpatizantes cuervos le recriminan a Tinelli que nunca “dio la cara” en los últimos tiempos para explicar la pésima campaña del año en curso. También deseaban que anuncie su salida temporaria de la presidencia en una conferencia de prensa, no por Twitter. Otra persona a la que responsabilizan es a su vicepresidente 2°, Matías Lammens, hoy al mando de la cartera de Turismo y Deportes de la Provincia de Buenos Aires.

La crisis viene acentuándose desde la temporada 2018, cuando Lammens y Tinelli (en ese orden) dirigían los destinos de San Lorenzo. En aquel tiempo ficharon como entrenador a Jorge Almirón, de pobre labor y que trajo al plantel deportistas mediocres y que no estaban a la altura de un club grande. A partir de ahí, no hubieron más alegrías hasta desembocar a esta oscura actualidad sanlorencista, muy lejos de las buenas campañas y de conquistar títulos.