La actriz y ex-vedette argentina Adriana Aguirre pasó la primera etapa de la cuarentena en Mar del Plata y regresó a Capital, donde sufrió una descompensación

Tras haber sufrido un desmayo y una descompensación, Adriana Aguirre habló con News Digitales desde su departamento de Capital Federal, donde completa su cuarentena luego de haber pasado la primera parte Mar del Plata, donde se encontraba haciendo teatro en «La Campana».

«Lo que me pasó es lo que le esta pasando a mucha gente, me bajó abruptamente la presión. Hubo que llamar a la ambulancia, vinieron dos médicos de la obra social. Fue terrible. El diagnóstico es que tuve un pico de stress muy alto», relata.

«Todo es por el encierro. No soporto más estar encerrada, no hay cuerpo que aguante tanto tiempo de encierro. Salgo a comprar algo una vez por semana, doy una vuelta, pero le tengo pánico al virus. Mi médico personal ya me mandó a hacer estudios y me va a derivar a un psicólogo para estar en tratamiento, el encierro me está produciendo algo que no está nada bueno», confiesa Adriana Aguirre.

Adriana Aguirre

«Ese stress me provocó el pico de presión. Se me puso todo negro, ya no veía. Por suerte, había gente en casa, no sé qué habría pasado. Esta cuarentena es como demasiado. Le tengo terror al virus, a salir a la calle. Voy a estar en control 48 horas para saber qué tengo que hacer», dice Adriana Aguirre, para cerrar.