Así fueron las sentidas palabras de AADET

A través de un comunicado, AADET (Asociación Argentina De Empresarios Teatrales) explicó cómo se están cumpliendo los protocolos de seguridad en los teatros y la música. «Nos sorprenden las informaciones circulantes sobre posibles restricciones horarias que podrían incluir al sector cultural protocolizado, respondemos con hechos», sostuvo.

«El cuidado sanitario durante estos cinco meses de funcionamiento tiene miles de testigos entre artistas, trabajadores y público», continuó AADET antes de detallar paso por paso cómo cuidan a los artistas y a su público de la pandemia del coronavirus. A continuación, transcribimos el resto del escrito:

A raíz de las posibles medidas de restricción, luego de haber transcurrido 5 meses desde la reapertura parcial de nuestra actividad a nivel nacional, manifestamos: 

Los espacios culturales han demostrado NO ser focos de contagio, por el contrario, son un ejemplo en cuanto a los cuidados tanto en el seno de la comunidad artística como para con sus asistentes, toda vez que:

1.    Los espectáculos se desarrollan de manera restringida con aforos reducidos hasta el 50% de la capacidad de sala. 

2.    Se realizaron cuantiosas inversiones en mejoras de los espacios, que garantizan la ventilación 100% natural, colocando filtros F7 especialmente instalados, instrumentando el distanciamiento físico entre butacas e implementando el uso de barbijos en todo momento.

3.    Se implementó un programa de testeos periódicos y preventivos para elencos y equipos de trabajo de teatro y música a fin de mantener la seguridad sanitaria de todos los actores culturales que intervienen en la producción de espectáculos de manera de desarrollar ensayos y funciones en forma segura. 

4.    El teatro y la música en vivo generan miles de puestos de trabajo de toda la comunidad artística gravemente afectada durante estos 13 meses en que la actividad disminuyó en un 80% (Teatro) y 95% (Música en vivo). 

5.    Mantener activas las producciones y realizaciones de funciones ha impactado favorablemente en la calidad de vida de sus espectadores, representando una opción de consumo cultural necesario y responsable. 

6.    La responsabilidad ha sido ejercida de forma compartida por todxs: es notorio el grado de aceptación unánime y manifestaciones de agradecimiento de los públicos tanto por recuperar la posibilidad de acceder a una obra o concierto, como por los cuidados implementados:

trabajadores del Colón

Por todo lo mencionado, es imperioso remarcar que el grado de seguridad en el que se realizan funciones de teatro y conciertos se basa en las medidas implementadas, NO en restricciones horarias. La sola mención de las mismas, sin haber considerado su daño, las lleva al camino a su debacle irrecuperable.