Génesis estrena en Buenos Aires y hablamos con sus protagonistas: «El teatro no es sinónimo de COVID»

El próximo sábado 6 de marzo y con todos los protocolos listos, la obra de teatro «Génesis» debuta en Buenos Aires luego de un exitoso verano en Mar del Plata. El siempre lindo Nün Teatro Bar (Ramírez de Velazco 419), los recibirá a partir de las 22:30 para compartir esta comedia de Ezequiel Sagasti junto a Tupac Larriera, Flor Cappiello y Gastón Ares.

El espectáculo recibió dos nominaciones a los Premios Estrella de Mar como mejor comedia dramática, y Sagasti como mejor autor nacional. Desde News Digitales dialogamos con todos los protagonistas, horas antes del reestreno.

Génesis la obra, un nuevo debut en el renacer del teatro

Sobre lo complicado que es apostar por un proyecto teatral en época de pandemia, Ezequiel explica: «Sabíamos que iba a ser difícil pero nuestra intención nunca fue ir a hacer dinero. El teatro nos dio mucho a lo largo de nuestras vidas y sentíamos que era un gran momento para devolverle algo de todo eso. No es que nos otorgue a nosotros algún mérito pandémico, pero había una pregunta que estaba latente; ¿el teatro puede volver a funcionar? Nuestro propósito entonces fue claro desde el principio, estar de pie para que funcione. Para que la gente se anime a asistir, y que se sepa que el teatro no es sinónimo de COVID«.

«Hacer comedia no es fácil, y ésta es una comedia inteligente sin buscar el chiste fácil, y la gente está con ganas de pasarla bien. El mundo está en un momento muy particular, y pasamos un 2020 en cuanto al teatro con muy pocas posibilidades, y estamos en una emergencia cultural; entonces nosotros como artistas tenemos una necesidad de mantener el valor que le damos al teatro», puntualiza Flor que viene trabajando hace muchos años.

Gastón Ares también hizo referencia a cómo surgió apostar por el teatro en este contexto: «Estuvo todo frenado, y desde el momento que se dio el anuncio de que se podía hacer un aforo al 30%, se me ocurrió la idea de llevar adelante un proyecto teatral, junto con Eze y Flor. La obra me pareció súper interesante, y se iba escribiendo mientras íbamos ensayando. Ahí se suma Tupac con el que ya había trabajado en ´Regalos de navidad´, también de Sagasti».

Tupac por su parte que viene de participar en exitosos elencos de TV y decenas de obras de teatro, menciona: «La propuesta de volver al teatro la tomé con mucha alegría e incertidumbre, no dudé en animarme y mucho menos si la propuesta venía de Eze. Fue la primera vez que hice temporada en Mardel, lo disfruté muchísimo. A diferencia de Buenos Aires, siento que en MDQ es un poco más fácil llegar a la gente, porque está de vacaciones y hay mucha más variedad de público, se mezclan».

«En el estreno sentí nervios y adrenalina de lo que estábamos haciendo. Es una obra que montamos muy rápido y uno nunca sabe cómo la va a recibir el público, fue doble adrenalina. La gente se va a encontrar con una historia de dos hermanos que pueden tener sus roces y ser totalmente opuestos. La obra es súper divertida, pero también hay espacio para reflexionar, eso es muy importante en el teatro«, agrega Cappiello.

Génesis la obra, un nuevo debut en el renacer del teatro

Sobre cómo fue el balance del verano, Sagasti sentencia: «Tuvimos de todo. Funciones agotadas de foro y funciones con un puñado de personas. Pero nuestra emoción atropellaba el conteo. Sucedía que la gente nos esperaba para agradecernos por el rato, por la risa después de tanto encierro«.

Ahora se preparan para estrenar en el Nün Teatro Bar, sitio donde Ezequiel y Florencia hicieron en 2019 «Cabo verde»: «Yo confío plenamente en esta pieza, en los actores y en la sala, que se ha convertido en una de las más prestigiosas del Off. Ahora nos toca hacer. Esa es quizás mi mayor expectativa. Poder disfrutar de poder hacer teatro en paz, que no es poco…«, apunta Sagasti.

Mientras que Gastón se explaya argumentando que más allá de la compañía de familiares y colegas, ya el público quiere ir a compartir el éxito de Génesis. «Que confíen en el teatro, y encima se puedan relajar y hacer que se rían, ya es un montón. La risa sana y da confianza«, agrega el artista.

A mi modo de ver, lo peor ya pasó. Es cuestión de esperar para ver cómo va a escabullirse la creatividad y nos va a empujar a proyectar. Yo no decido hacer arte, el arte decide por mí. Soy su preso, y a mucha honra«, remata el autor y director del espectáculo.

Génesis