Sofía Macaggi, a corazón abierto, habló de su lucha contra los trastornos de la alimentación

A partir de los 17 años y cuando cursaba su último año de colegio, la cronista y modelo Sofía Macaggi comenzó con problemas alimenticios. «Es de a poco. Empezás inicialmente a cuidarte, luego restringís dulces, fritos, etc, y llega un día donde te das cuenta que no estas comiendo casi nada. A su vez, la imagen que te devuelve el espejo está totalmente distorsionada», explicó la panelista en «Informados de todo».

«A mi la ropa me bailaba, había bajado una cantidad de kilos enorme, y sin embargo el espejo me daba otra imagen. Estaba en un lugar feo y de mucha angustia, y mi familia se dio cuenta de lo que me pasaba», agregó la bailarina que ahora ejerce el rol de periodista.

Con lágrimas en los ojos, Sofía recordó que no quería sentarse a comer y todo terminaba en discusión con sus padres. «No es un capricho, es una enfermedad», puntualizó la joven que sufrió anorexia durante varios años.

«Llegó un punto donde no me dejaban pesarme. Empecé un tratamiento con terapeuta, un médico clínico y una nutricionista. Iba a un centro y el dejarse ayudar es lo más importante. La negación que uno tiene es enorme. Un día mi mamá se quebró y me dijo que me estaba muriendo«, finalizó Macaggi.