La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner asistió esta tarde en la Casa de Gobierno al velatorio de Diego Maradona, quien falleció ayer a los 60 años.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, llegó y fue recibida por el ministro del Interior Eduardo «Wado» de Pedro y luego acompañada por el primer mandatario Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se dirigió a saludar a la familia Maradona en donde conversó con la exesposa Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Gianinna.

Una vez que la vicepresidenta ingresó, la seguridad de la Casa Rosada decidió cortar el ingreso a la sala donde se encuentra el cuerpo de Maradona. El velorio seguirá hasta las 19, pero hubo una interrupción de unos minutos para que el Presidente y su compañera de fórmula puedan hablar con la familia.


Al acercarse al féretro del astro del fútbol la vicepresidenta colocó un rosario y se quedó por unos minutos con sus manos apoyadas sobre el cajón.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se despidió de Diego Maradona

Los máximos representantes del gobierno nacional están delineando los últimos detalles, junto a la familia, del cortejo fúnebre. Para permitir que la gente que no pudo entrar se llegue a despedir, el cortejo se va a retirar por la Avenida de Mayo hasta la Avenida 9 de Julio y se ahí subirán a la autopista para dirigirse hacia Bella Vista, partido de San Miguel.

Hace minutos se confirmó que el velorio se extenderá hasta las 19 horas y luego comenzará la organización final del cortejo fúnebre.