El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió al acuerdo que logró con los bonistas para cerrar el canje de la deuda.

Tras el acuerdo alcanzado con los bonistas para cerrar el canje de la deuda, el presidente Alberto Fernández se mostró optimista y festejó el logro, luego de una negociación que parecía no terminar nunca. En diálogo con el portal Cenital, el jefe de Estado aseguró que está «muy contento» porque se resolvió «una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de una pandemia«. «Ahora tenemos despejado el horizonte a donde queremos llegar», aseguró.

Fernández aseguró que ahora, los empresarios tienen «un mejor escenario para proyectar sus negocios». Y agregó: «la Argentina necesita que se comprometan a poner el país de pie. Y que entiendan que tras la pandemia debemos replantear muchas cosas. Nos dimos cuenta de la debilidad del sistema financiero mundial«, enfatizó.

El mandatario subrayó también que es necesario «construir un capitalismo con más compromiso social» que «distribuya mejor las ganancias» y «privilegie la opinión del gerente de producción antes que el parecer del gerente financiero». Fernández destacó el rol del ministro de Economía, Martín Guzmán: «Fue central. Él recogió cuáles eran los objetivos que debíamos alcanzar y se dio una estrategia correcta», aseguró. «Trabajamos todo este tiempo juntos y así lo vamos a seguir haciendo. Martín es un hombre de un enorme valor técnico y ético», agregó.

Alberto Fernández, luego del acuerdo con los bonistas:
Alberto Fernández celebró el acuerdo con los bonistas por el canje de la deuda.

El Ministerio de Economía logró un acuerdo con los principales acreedores de Argentina para reestructurar más de 68.000 millones de dólares en bonos y así dejar atrás el que hubiera sido el noveno default de la historia del país.

Luego, Fernández volvió a hacer énfasis en el logro del Gobierno tras una larga negociación. «En estos siete meses nos dijeron que no entendíamos nada y que estábamos camino al fracaso porque no aceptábamos la oferta de los acreedores. Resulta que finalmente cerramos un acuerdo que le permite a la Argentina ahorrarse 33 mil millones de dólares de la deuda asumida en los próximos diez años«, resaltó.