En la madrugada del martes, el Palacio de Hacienda confirmó que se llegó a un acuerdo con los principales bonistas de la deuda pública y agregó que se extenderá hasta el 24 de agosto el plazo de adhesión al canje

El Ministerio de Economía, liderado por Martín Guzmán sorprendió al comunicar en la madrugada que finalmente se llegó a un acuerdo con los principales bonistas de la deuda pública. Será para canjear US$$ 66.300 millones de títulos emitidos en el extranjero. Por otro lado se confirmó la extensión del plazo de adhesión de los acreedores para realizar el canje hasta el 24 de agosto, plazo que inicialmente vencía en el día de hoy.

El ministro Martín Guzman, confirmó que llegó a un acuerdo con el Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros acreedores. Lo que «les permitirá a los miembros de los tres grupos de acreedores apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina y otorgarle a la República un alivio de deuda significativo» según relata el documento

Asimismo, explica que para llegar al acuerdo, el Gobierno «ajustará algunas de las fechas de pago, sin aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés» y que además el Estado se compromete a realizar, «y mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora».

En tanto, según informó la cartera, las nuevas fechas de pago de los nuevos bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio de 2021, en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre del año próximo. De esta manera, además «los nuevos bonos a ser emitidos como compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029»

También explicita que «los nuevos bonos 2030 en USD y en Euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, donde la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante, y los nuevos bonos 2038 en USD y en Euros a ser emitidos como contraprestación por los bonos de descuento existentes comenzarán a amortizar en Julio de 2027 y vencerán en enero de 2038»

En este marco, el Gobierno se comprometió a que «ajustará ciertos aspectos de las cláusulas de acción colectiva en los documentos de los nuevos bonos para abordar las propuestas presentadas por los miembros de la comunidad acreedora, las cuales buscan fortalecer la eficacia del marco contractual como base para la resolución de las reestructuraciones de deuda soberana»

Además enfatiza: «El acuerdo de los Acreedores que brindan Respaldo con respecto a los términos de reestructuración detallados más arriba está expresamente sujeto a que los documentos de los nuevos bonos de Argentina, incluya estos ajustes propuesto». Finalmente, el documento contempla que «Argentina no afrontará gasto alguno de los Acreedores que brindan Respaldo en relación con la operación, los cuales estarán exclusivamente cubiertos por los tenedores de bonos recibidos conforme a la Invitación revisada, tal como se establecerá en la documentación final.»