El Jefe de Estado se refirió a la problemática de los Etchevere y explicó que le parece una «estupidez profunda» que sea tomado como un peligro sobre la propiedad privada

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió al conflicto que hay entre los hermanos Etchevere y desmintió la versión que instaló la oposición en relación a una supuesta toma de tierras. «Decir que en Argentina la propiedad privada está en riesgo es una estupidez profunda, no ha habido ningún gesto en ese sentido» resaltó

En una entrevista con Radio Metro, el mandatario aseguró: «El caso de los Etchevehere es un caso en el que se pelean por una herencia. ¿Qué tiene que ver el Gobierno con eso?» y agregó que «son cosas que pasan entre ricos«. Asimismo afirmó que tanto Juan Grabois como los militantes del Proyecto Artigas están allí «de la mano de una propietaria de la tierra (Dolores Etchevere)»

Etchevere

Además, explicó que el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet también sostiene la versión de que este conflicto es de índole familiar que solo tiene que ver con una herencia. «Esperamos que la justicia nos diga cómo se resuelve este entuerto» completó. Para completar sus declaraciones sobre este tema explicó que la intervención del Gobierno se debe a que Dolores Etchvere denunció a sus hermanos por intimidación, violencia económica y de género. Cabe recordar que enviaron a una patota de hombres a intimidar y sacar a Dolores de las tierras de su familia.

Por otro lado, habló sobre el conflicto de tierras que hay actualmente con las comunidades mapuches en Villa Mascardi, y aseguró que tanto la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, como la ministra de Justicia, Marcela Lozardo, están trabajando a la par de la Gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras. «Lo que le propuse a la gobernadora es que trabaje en conjunto con las ministras para evitar cualquier tipo de dudas. Si alguien está promoviendo este tipos de tomas, yo no lo avalo» puntualizó

En otro momento de la entrevista reafirmó su compromiso para enviar la ley del aborto legal, seguro y gratuito al Congreso, pero adelantó que no sabe si será este año. «Es un compromiso electoral que he tomado y yo los compromisos los cumplo. El compromiso es que lo podamos tratar en Diputados porque, mientras todo esto pasa (la pandemia), los abortos siguen existiendo y muchas mujeres siguen siendo lastimadas o terminan muriendo en abortos clandestinos. Estamos trabajando en eso» aseguró

Asimismo agregó que «la eventual legalización del aborto no lo vuelve obligatorio, nadie está obligado a abortar». Pero pidió que se «respete el debate» y añadió que «quisiera que este tema no se convierta en una nueva disputa entre los argentinos«. «Tenemos un problema de salud pública que debemos resolver, debemos entender eso» finalizó