Según reveló un informe de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en 2019 hubo 268 víctimas directas de femicidio y de femicidio vinculado y 5 travesticidios y transfemicidios en Argentina.

El Registro Nacional de Femicidios de la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación reveló en un informe un número de víctimas escalofriante: en 2019, fueron asesinadas 268 mujeres. Esta cifra «revela la violación sistemática a los derechos humanos de las mujeres en nuestro país», aseguró Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta de la Corte y responsable de la OM. El informe del máximo tribunal contempla los crímenes cometidos desde el 1 de enero al 31 de diciembre del año pasado y, tal como adelantó la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, se trata del registro «que el Poder Ejecutivo toma como oficial».

El relevamiento identificó 252 víctimas directas de femicidios y 16 de femicidios vinculados, que son los homicidios cometidos contra una o varias personas (niñas, niños, adolescentes, mujeres cis, varones, trans y travestis) a fin de causarle sufrimiento a una mujer.

«Al sumar ambas categorías, la cifra de víctimas letales de la violencia de género en Argentina durante 2019 ascendió a 268″, dijo la jueza. El informe revela que el 73% de las víctimas fueron asesinadas en viviendas.

La magistrada explicó que «el registro fue construido a partir del aporte de los datos sociodemográficos de las causas de los poderes judiciales y ministerios públicos fiscales de todo el país. Se nutre de los datos cualitativos de las causas, no solo de los sistemas informáticos».

Estos homicidios de mujeres dejaron en situación de orfandad a por lo menos «222 niñas, niños y adolescentes». Asimismo, el informe calculó que «la tasa de víctimas directas de femicidios cada 100.000 mujeres en Argentina en 2019 fue de 1,11».

Las provincias con tasas por encima de la tasa nacional fueron, en orden decreciente: Catamarca, Chaco, Formosa, Chubut, Salta, Tucumán, San Juan, Misiones, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa. Catamarca es la única provincia que supera la tasa de 2 víctimas directas de femicidio cada 100 mil mujeres, y Santa Cruz aparece sin casos registrados.

Mientras tanto, la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, San Luis, Neuquén y Jujuy se encuentran por debajo de la media nacional. La Provincia de Buenos Aires contabilizó 102 víctimas de femicidio directo, el 40,47% del total.

De la información reportada, surgió que al momento del femicidio al menos 9 víctimas se encontraban embarazadas, 7 en situación de prostitución y 6 tenían algún tipo de discapacidad. También, que 4 pertenecían a pueblos originarios, 9 eran migrantes internacionales, 2 eran migrantes interprovinciales y al menos 3 eran migrantes intraprovinciales.

El 90% de las víctimas tenía vínculo con sus asesinos: en el 66% los crímenes fueron cometidos por parejas (113 casos) o ex parejas (66 casos); un 10% eran familiares y un 14% tenía otro tipo de vínculo. Solamente un 7% eran personas desconocidas. En 42 casos se habían realizado denuncias formales previas, en otros 56 había antecedentes de violencia, y en 18 causas judiciales las jurisdicciones informaron que el hecho ocurrió en un contexto de violencia sexual.

Las causas judiciales abiertas son 249 contra 266 sujetos activos de femicidio directo, y la diferencia con la cantidad de muertes se debe a que en un mismo expediente puede haber más de 1 víctima y más de 1 victimario.

«La definición que utilizamos para dar cuenta de la letalidad de la violencia contra las mujeres es más amplia que la de nuestro Código Penal vigente. Utilizamos la del Comité de Expertas de la Convención Belém do Pará (CEVI) y, además, incluimos femicidios vinculados. Por esta razón, quienes recaban los datos en las provincias lo hacen a partir de la lectura de las causas desde la perspectiva de género», resaltó la vicepresidenta de la Corte.

Un registro nacional de femicidios fue una de los reclamos del movimiento “Ni Una Menos” en 2015 y ese mismo año, la Corte comenzó a elaborarlo. Esta semana, el 3 de junio, se cumplirá el quinto aniversario de la masiva movilización contra la violencia de género.