El presidente Alberto Fernández participó hoy  junto a otros líderes mundiales, algunas ONG, y organismos internacionales de la Cumbre de Adaptación Climática (CAS) 2021, que se realiza en forma virtual debido al contexto de pandemia por coronavirus.

Alberto Fernández afirmó hoy que las consecuencias del cambio climático «las sufren los sectores más vulnerables», al tiempo que pidió «mayor compromiso de países desarrollados en la provisión de recursos técnicos y financieros para ampliar los esfuerzos» en la lucha contra esa amenaza medioambiental, al intervenir en una cumbre mundial sobre esa temática.

Agregó que «es necesario mayor compromiso de países desarrollados en la provisión de recursos técnicos y financieros para ampliar los esfuerzos» y, con esa idea, llamó a actuar con «solidaridad».

Fernández dejó clara la posición de Argentina respecto a que la política climática es «prioridad», aun en tiempos de pandemia. «La adaptación es una prioridad en la política climática de la Argentina, por eso hemos decidido confirmar el compromiso que nuestro país mantiene con la agenda climática», dijo el mandatario.

El jefe de Estado agregó que la contribución argentina incluye «una comunicación de adaptación que busca fortalecer la resiliencia y disminuir la vulnerabilidad de los distintos sectores sociales, económicos y ambientales», en su mensaje en esta cumbre que se desarrollará durante dos días, organizada por Holanda, con el fin de proponer soluciones pioneras a la emergencia climática.

El presidente argentino abogó por un enfoque transversal de la adaptación al cambio climático que «tenga en cuenta vulnerabilidades particulares» y mencionó en particular «la dimensión de género».

También remarcó que continúa intacta «la urgencia de la acción climática» a pesar de la lucha que el mundo despliega contra la pandemia de coronavirus y dijo que la cumbre es una «oportunidad colectiva» para dar «respuesta al cambio climático».

La CAS 2021 es una conferencia mundial para acelerar, innovar y ampliar los esfuerzos del mundo para adaptar las sociedades y economías a los efectos inevitables del cambio climático en los próximos años. Es un evento con la participación de gobiernos de todos los continentes, así como líderes empresariales, alcaldes, organizaciones internacionales, academias, sociedad civil y representantes de la juventud.