«El presidente está nervioso porque no llegan los papeles» de la vacuna rusa para los mayores de 60 años, confesó Ginés González García

El mismo día que comenzó el plan oficial de vacunación contra el coronavirus, el ministro de Salud, Ginés González García, hizo una confesión polémica: dijo frente a las cámaras de la transmisión oficial que el presidente Alberto Fernández «está nervioso porque no llegan los papeles» desde Rusia sobre la eficacia de la vacuna Sputnik V para personas mayores de 60 años.

Ginés Gonzales García

«El presidente quiere generar confianza. Ahora está nervioso porque no llegan los papeles del estudio, que es el mismo, pero el número de casos de más de 60 años es mil y pico y quieren ampliarlo un poco más. Pero salió con la misma efectividad, con la misma cantidad de anticuerpos. Yo calculo que es cuestión de días», comentó Ginés González García.

Esto ocurrió en una charla con médicos en el Hospital Posadas, donde el gobierno nacional puso en marcha el proceso de vacunación. «El Presidente quería venir acá a vacunarse, pero después decidió que hasta que no pueda vacunarse no quiere hacer ninguna imagen con esto. Y la razón es esa», reveló ante sus interlocutores.

«Yo también me voy a vacunar cuando me toque», dijo Ginés, antes de despedirse de los médicos Francisco Traverso y Flavia Loiacono, integrantes de los equipos de terapia intensiva del Hospital Posadas. Las declaraciones de Ginés González García se producen en medio del creciente reclamo de la oposición para que el Gobierno brinde más datos sobre la vacuna rusa.

El 17 de diciembre, el presidente ruso, Vladimir Putin, generó desconcierto en la Casa Rosada cuando admitió públicamente que no se había aplicado la vacuna Sputnik V porque todavía no estaba recomendada y aprobada para mayores de 60 años, como él. Finalmente, Rusia anunció el sábado pasado que autorizó el uso de la vacuna en adultos mayores.

A más de 300 días del primer caso positivo de Covid-19 en la Argentina, el gobierno de Alberto Fernández puso en marcha el plan de vacunación en forma simultánea en todo el país con las 300.000 dosis de Sputnik V compradas a Rusia. En la provincia de Buenos Aires se distribuyó la mayor cantidad: 123.000 vacunas, el 41% del total.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el viceministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak, y una enfermera del Hospital San Martín, de la ciudad de La Plata, fueron los primeros en vacunarse. Lo hicieron minutos antes de las 9, la hora prevista para el inicio del operativo oficial.

«Vamos a empezar esta verdadera epopeya», dijo Ginés González García, quien lanzó la campaña de vacunación en el Posadas junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y varios intendentes del conurbano, como Juan Zabaleta (Hurlingham) y Gustavo Menéndez (Merlo).

Vizzotti con Ginés en el Posadas

Ginés afirmó que «hay que tenerle miedo a la enfermedad, no a la vacuna». «Cuando me toque por la aprobación, me vacunaré», remarcó, frente a las dudas planteadas por la oposición sobre el medicamento ruso.