Después de la toma y posterior desalojo de Guernica, el gobernador aseguró que no pagará los 50 mil pesos a las personas que tomen terrenos

En los últimos días creció la polémica que gira en torno a la toma y el violento desalojo que realizó la policía bonaerense a las familias que ocupaban los terrenos de Guernica. En este marco, el gobernador provincial, Axel Kicillof, aseguró que no se pagarán los 50 mil pesos de emergencia a aquellas personas que tomen tierras. Esto surgió cuando trascendió que el gobierno pagaría un subsidio de hasta 300 mil pesos dividido en 6 meses a personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, desmintió que la medida se aplique de esa manera y aseguró que hubo una «confusión» por parte de los medios. En ese marco, explicó que la medida era una actualización de programas que están en funcionamiento desde 2007, destinados a casos de extrema vulnerabilidad.

En una declaración al medio AM 750 aseguró que «no se aplicó. No es un instrumento para la gente que toma» y agregó: «La provincia de Buenos Aires tiene un esquema de subsidios que se generó en 2007. Se habían actualizado los topes de montos por última vez en 2009, por lo que había un retraso, porque iban de $7500 a $30.000. Lo que hicimos fue actualizar los montos y los topes«.

Asimismo, en relación al Programa de Asistencia Crítica y Habitacional, cuyos nuevos montos marca el decreto 938/2020, remarcó: «Es un subsidio destinado a situaciones muy críticas. No está pensado para nada como un subsidio generalizado, pero rápidamente, al verlo en el Boletín Oficial, ciertos medios informaron mal y generaron confusión«.

Por su parte, kicillof declaró que «lo que pasó en Guernica fue doloroso», no obstante enfatizó en que los problemas habitacionales de la provincia «no se soluciona con tomas», sino que «se solucionan con políticas públicas». Finalmente afirmó que «el 85 por ciento de los censados consiguió una solución», y que ninguna persona fue herida en el desalojo.