El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, puso hoy en marcha ATR, un programa para garantizar la continuidad pedagógica de 279 mil alumnos, que consiste en realizar un seguimiento de las tareas en visitas semanales a los estudiantes.

«No funciona llevar a chicos a las escuelas o a las plazas en zonas de alta circulación del virus. No hay que exponer a los chicos a riesgo, ni a contagios. Hay que ir a buscar a los que perdieron la continuidad pedagógica y llevarles la escuela a sus casas», expresó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, al anunciar hoy la puesta en marcha de un nuevo programa para garantizar la continuidad pedagógica de los alumnos en la provincia de Buenos Aires.

El programa ATR es un programa de acompañamiento a las trayectoria y revinculación de estudiantes que incorpora a unos 11 mil docentes suplentes, para lo cual se destinarán unos 300 millones de pesos mensuales, pero también a 35 mil docentes en formación (estudiantes avanzados de institutos), a quienes se les pagará una beca de 8.000 pesos, mediante una inversión de 340 millones de pesos mensuales.

El programa consiste en acudir al encuentro de 279 mil estudiantes en los 135 municipios bonaerenses mediante visitas domiciliarias sistemáticas a quienes requieran un mayor acompañamiento pedagógico.

Cada docente tendrá 6 estudiantes a su cargo y realizará dos visitas semanales a cada uno para realizar un seguimiento de las tareas -que estarán a cargo del docente de cada curso-, siempre respetando los protocolos sanitarios.

Acompañado por el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta; la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, y el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, el gobernador expuso que «la problemática de la continuidad educativa en el marco de una pandemia no se arregla con marketing o por la tele, sino a través de políticas de Estado«.

«A un problema enorme le dimos una solución gigante, por eso podemos hablar de los (alumnos) que se quedaron con dificultades», planteó el mandatario bonaerense durante la conferencia, y aseguró que «9 de cada 10 estudiantes siguieron en contacto con sus escuelas y maestros», resultado que «no fue casualidad sino resultado de políticas de Estado y de inversiones, pero sobre todo del compromiso y sacrificio de los maestros, directores y auxiliares«.

El mandatario destacó asimismo las inversiones realizadas por el Estado para garantizar la continuidad educativa de cinco millones de alumnos bonaerenses. «Llevamos a cabo 940 obras de infraestructura en escuelas, triplicamos la inversión en comedores escolares; distribuimos 11 millones de cuadernillos impresos», señaló Kicillof.

En ese marco, el gobernador puso de relieve que «este ATR es para ese 1 de cada 9 (alumnos) al que le costó más, al que perdió el vínculo o lo tiene disminuido» y destacó que «un verdadero ejército de maestros recorrerá casa por casa» de los estudiantes.

«Venimos de una época donde a la educación la tiraron al tacho. Tuvimos que activar 60 mil computadoras que no funcionaban porque no tenían ni el service hecho. Si estos cuatro años hubieran continuado entregando computadoras Conectar Igualdad, el problema hubiera sido menor«, planteó el funcionario, refiriéndose a la administración del expresidente Mauricio Macri.

«En muchos lugares se volvió a clases y hubo que retroceder. Tomar una decisión prematura es poner en riesgo a los chicos, maestros y familias», finalizó Kicillof.

La presentación del Programa ATR