El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dará una conferencia de prensa mañana donde anunciaría que la educación es un servicio «esencial» y CABA seguiría manteniendo las clases, en contra de las restricciones dispuestas por el presidente Alberto Fernández.

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, declararía mañana la educación como servicio «esencial» para intentar evitar la suspensión de las clases presenciales, en contraposición a lo anunciado por el presidente Alberto Fernández con respecto a las nuevas restricciones impuestas hasta el 30 de abril para frenar la segunda ola de COVID-19, entre las que se encuentran la suspensión de las clases presenciales en el AMBA.

Aunque aún no saben si les permitirá quedar eximidos del cumplimiento del cierre escolar, el punto más importante en el cual el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se ampara es la autonomía de la que disponen: las escuelas están en la órbita de las jurisdicciones. Por lo tanto cada jurisdicción puede decidir que hacer. En estas horas, trabajan en los detalles técnicos y legales para definir si están en condiciones de ir en contra de las medidas oficiales.

“Establécese que el Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y todos los organismos bajo su órbita; el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los organismos bajo su órbita y los establecimientos educativos bajo su dependencia o por él supervisados; el Ministerio de Justicia y Seguridad y todas sus dependencias; la Policía de la Ciudad; el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y todos los organismos bajo su órbita; y la Secretaría de Medios y las reparticiones que dependen de la misma, son áreas de máxima esencialidad e imprescindibles durante la vigencia de la pandemia COVID-19 (Coronavirus)”, dice el decreto que mañana oficializará la Ciudad.

El otro punto en el cual se respaldan es en la baja incidencia de contagios que registraron en los dos primeros de clases. Estos datos fueron conocidos oficialmente hoy.En comparación con el primer mes, en el que solo se había contagiado el 0,17% de los docentes y alumnos, entre el 17 de marzo y el 12 de abril se infectó el 0,71% de la comunidad educativa, en línea con la curva ascendente en la Ciudad. No obstante, de los casos que se aislaron preventivamente por contacto estrecho dentro de una misma burbuja, dio positivo luego solo el 0,01

Según los datos oficiales, en el segundo mes, los casos acumulados de covid-19 positivos fueron 5.006, lo cual representa el 0,71% del total de los 700.518 docentes, alumnos y auxiliares que asisten a las escuelas. Por los casos sospechosos y positivos, debieron aislar preventivamente a 945 burbujas, un 2,1% de los 45.056 grupos totales. En el primer mes se habían apartado tan solo 494 burbujas.

El anuncio de Alberto Fernández llega en medio de una presión creciente de los gremios, especialmente de la provincia de Buenos Aires, pero también de Ciudad de Buenos Aires, ya que este miércoles dos sindicatos -Ute y Ademys- hicieron un paro docente pidiendo que se suspendan en forma provisoria las clases.