El expresidente prefirió tomar distancia del discurso libertario, en desacuerdo con algunas manifestaciones de Milei sobre sus coincidencias con la líder del Pro Patricia Bullrich.

Mauricio Macri marcó diferencias respecto al economista Javier Milei, quien en las últimas horas había dado señales de un acercamiento con la líder del Pro Patricia Bullrich. En un encuentro organizado por el Centro de Análisis para Políticas Públicas, el expresidente opinó sobre el candidato del liberalismo y dijo: “Es una versión mucho más extrema, llega a niveles de anarquismo”.

Consultado por el surgimiento de figuras liberales como Milei, Macri prefirió tomar distancia del discurso libertario que expresa el candidato a diputado de La Libertad Avanza. “Las ideas que en el día uno he intentado impulsar en la gestión tienen que ver con las libertades, soy un creyente de la libertad como un hecho central en la vida de una persona”, señaló expresidente de Boca.

Sin embargo, aclaró: “Surgió una versión mucho más extrema, llegan a niveles de anarquismo, dicen que no tiene que haber sistema, y ahí estamos en un borde en el cual no me siento identificado. La democracia es el peor de los sistemas pero es el único posible”.

Macri reconoció que no se identifica con Milei:
Mauricio Macri y Javier Milei.

Por otro lado, Macri cuestionó al Gobierno del presidente Alberto Fernández por su estrategia para tratar de revertir la derrota sufrida en las PASO y lanzó duras críticas, además, contra la última cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

“Aparecen los vendedores de espejitos de colores que regalan todo lo que no tienen y destruyen el futuro. Hay que evitar que el ahorro y el esfuerzo de años pueda ser dilapidado por un régimen populista en muy poco tiempo”, lanzó el ex mandatario.

A su vez, Macri destacó el triunfo de Juntos por el Cambio en las PASO y confió en que “se profundice” en las legislativas del 14 de noviembre, al tiempo que puso de relieve que “un gobierno que ha hecho daño y lo volvió a profundizar está empezando a enfrentar la consecuencias de lo que ha hecho”.

En otro tramo de su exposición, el ex mandatario criticó a la CELAC por la participación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su par de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en la cumbre que se llevó a cabo en México, y consideró que “no hay que darle escenario para que quieran decirnos que los que son dictadores no son dictadores”.

“No participaría en lugares donde uno va a sentarse con gente que está violando los derechos humanos en nuestro continente”, disparó Macri y agregó: “Tendríamos que seguir trabajando en el Grupo de Lima para liberar al pueblo venezolano, al cubano, para que haya elecciones libres”.