El ministro de Educación Nicolás Trotta se refirió al conflicto con Rodríguez Larreta por las clases presenciales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó esta mañana que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, «debe cumplir con lo dispuesto por el Consejo Federal de Educación que por una mayoría absoluta resolvió suspender las clases presenciales y garantizar la virtualidad en zonas de alerta epidemiológica». Estas medidas se consensuaron con el objetivo de «cuidar la salud» en el marco de la pandemia de coronavirus, según declaró.

Conflicto por las clases presenciales:

En diálogo con la periodista María O’Donnell, en la FM Urbana 104.3, Trotta declaró: «Hay una resolución del Consejo Federal de Educación que se aprobó el día de ayer por una mayoría abrumadora que establece que en los territorios de alarma no debe haber clases. Entonces, Horacio Rodríguez Larreta debería hablarles a las familias con franqueza y explicarles si la Ciudad es autónoma o independiente de la Argentina».

Asimismo, agregó que en el día de ayer martes por la tarde hubo una reunión de los ministros de Educación de todo el país para discutir un esquema de «presencialidad administrada», para definir criterios y protocolos que permitan asegurar las clases presenciales en las zonas de bajo riesgo epidemiológico. En el encuentro del Consejo Federal de Educación, en el que participan las 24 jurisdicciones del sistema educativo, se votó por mayoría que la presencialidad en áreas con alarma epidemiológica deben ser suspendidas. La Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Mendoza rechazaron la propuesta de Trotta.

El ministro de Educación insistió en dejar claro que la reunión sobre la suspensión de la presencialidad logró llegar a un consenso que viene por parte del Consejo Federal de Educación, y que incluso el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estaba de acuerdo con la medida que acompañó durante todo el año pasado. Además, agregó: «esto ya no es la decisión del Gobierno, es la del Consejo Federal de Educación».

«Nos reunimos todos los ministros de Educación de las provincias y de la Ciudad y se decidió, por 22 votos a favor del total de 24, que hay que priorizar la presencialidad con protocolos estrictos, pero que también tenemos que reflejar lo que establece el DNU vigente para situaciones de alarma epidemiológica en la cual hay que suspender la presencialidad», explicó Trotta.

Sobre la situación en CABA

En relación al conflicto por las clases presenciales en CABA que llegó a la Corte Suprema, Trotta declaró que que el fallo de la Corte «no aporta nada» desde el punto de vista jurídico, porque refiere a un DNU «que perdió ya vigencia» y fue reemplazado por otro que «no es una prórroga», sino distinto.

El DNU vigente incluye una serie de criterios para definir cuáles son las zonas consideradas de bajo riesgo, riesgo medio, alto riesgo y zonas de alerta de acuerdo a la población y disponibilidad de camas en los centros de salud, y en base a este DNU se puede establecer con certeza cuáles son las zonas en las que puede haber clases presenciales y en cuáles no.

«Hoy está vigente un DNU que tiene una justificación a partir de parámetros objetivos con criterios epidemiológicos», señaló, y luego concluyó: «nosotros ya dejamos esa discusión inclusive, porque lo planteamos como una decisión del sistema educativo, priorizando la presencialidad. Hay discusiones que nos exceden, que son decisiones sanitarias para bajar la circulación».