En la conferencia de prensa desde Olivos que brindó el presidente, Alberto Fernández, sobre la producción argentina de la vacuna de Oxford se pudo observar el escaso distanciamiento social y la falta de barbijos entre los periodistas

Hace algunas horas el presidente Alberto Fernández brindó una conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos donde anunció el acuerdo para que la Argentina produzca la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford.

Luego del anuncio y la explicación del Jefe de Estado sobre el acuerdo y sobre cómo se llevará adelante la producción en Argentina de la vacuna de Oxford, la cantidad de dosis que podrán fabricarse y el costo de la misma, comenzaron las habituales preguntas de los periodistas sobre el anuncio.

Allí se podía distinguir a la mayoría de los periodistas sin el barbijo o tapaboca de uso obligatorio, teniendo en cuenta que hoy se confirmaron más de 7600 casos de contagios de coronavirus en el país y nuevamente más de 200 víctimas fatales a causa del virus y la falta de distanciamiento social, sin respetar los protocolos sanitarios dispuestos a nivel internacional, para de esta manera evitar la mayor cantidad posible de contagios.

Parece una paradoja, ya que los comunicadores allí apostados son los que a través de diferentes medios de comunicación portales, diarios, radios y televisión son los que constantemente informan sobre las medidas indispensables para evitar que el coronavirus se siga expandiendo y así tomar la verdadera conciencia real de lo que está pandemia causa a la sociedad.

Como refleja un viejo refrán, «haz lo que yo digo y no lo que yo hago».