El ministro de Educación nacional se reunirá con su par porteña para conversar sobre el pedido de regreso a clases en CABA, realizado por el Gobierno porteño

En los últimos días se dio a conocer el pedido de regreso a clases en CABA, que sería, en primera instancia, para los estudiantes que han tenido problemas de conectividad y de insumos para la asistencia a las clases virtuales durante la cuarentena. La propuesta del Ministerio de Educación porteño es realizar estas clases por turnos en plazas y parques de la ciudad, sin embargo el ministro nacional, Nicolás Trotta, aseguró que el impacto que ha tenido el sistema educativo por la pandemia «no lo resuelven clases dos veces a la semana, de una hora y media cada vez, en la plaza»

Esta tarde, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña y su par nacional, mantendrán una reunión donde deliberarán el retorno a clases en este contexto. «Frente a una plaza y una escuela, yo creo que mucho mejor es la escuela» aseguró Trotta en relación a la propuesta, y agregó que lo que hay que lograr es «que la escuela vaya a ellos (los estudiantes)».

Trotta además reiteró el profundo impacto que recibió la educación en el contexto de pandemia, pero explicó que está dispuesto a mantener el diálogo con el Gobierno porteño para «establecer un camino común«. Sin embargo, resaltó que el retorno a clases «no es una cuestión de deseos sino una cuestión de responsabilidad« y que para cumplir con la misma el Gobierno nacional busca «priorizar el cuidado de la salud y no poner en riesgo a nuestros hijos y los docentes»

En este marco, ratificó su compromiso con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en poner a disposición las 6500 computadoras con acceso a internet, además de los promotores educativos pertenecientes a la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) «para que vayan a cada hogar y establezcan la mejor estrategia de revinculación con la escuela sin exponer al riesgo de contagio» a los estudiantes. Asimismo, explicó que Ciudad no ha reconocido aun a cada chico con problemas de conectividad, pero que en 20 días ya contarán con esa información.

Por otro lado, Trotta realizó una distinción de la ministra Acuña quien días atrás había asegurado que «como en los bares, las escuelas también sacan las mesas a las calles», y en una entrevista radial puntualizó: «A mí no me gusta comparar las escuelas con los bares» e insistió en que «hay que pensar en salud y no en marketing».

Trotta, en tanto, aseguró: «Soy un promotor del regreso a las actividades escolares. Hemos regresado en cinco provincias a las actividades presenciales, no a las escuelas. En tres de ellas debimos retroceder porque se modificó la realidad epidemiológica», ya que mostraban «escenarios positivos frente a la realidad del presente de la ciudad de Buenos Aires».

Finalmente, el ministro se mostró optimista en relación a la reunión con la cartera porteña: «Esperemos que en la reunión de hoy podamos a establecer un camino común que permita acordar cuáles deben ser las condiciones objetivas en el campo epidemiológico que permitan dar ese paso sin exponer a un riesgo innecesario a toda nuestra comunidad educativa»