Tras todo lo que se hablo Viviana Canosa rompió el silencio en su programa

Ayer en el inicio de Nada personal, Viviana Canosa habló de la imputación de la justicia y aclaró que ella nunca dijo que había tomado dióxido de cloro al aire.

«Ni siquiera dije qué estaba tomando. No sólo dije que no lo recomendaba. Pudo haber tomado jugo de pomelo, o de pera. Habría podido haber tomado pis, lo que se me diera la gana.» «Esto es una gran crítica que yo le quiero hacer a los grandes medios de comunicación y a los colegas. Dan vergüenza. Ustedes no pueden mirar a sus hijos a la cara, yo a mi hija la miro a la cara, yo trabajo para la gente, yo no estoy ensobrada, yo no extorsiono.»

«Soy una mujer libre, plena. Ustedes son unos rastreros, el señor que me hizo la denuncia es un rastrero, los políticos tienen que trabajar. Usted no sabe de honorabilidad, yo tengo valores y principios, usted tiene los principios que le convienen», arrancó Viviana Canosa su descargo.

«Vi la noticia en cadena nacional, en todos los medios. Esperé para hablar, pero siguieron, yo seguía angustiada, muy triste, y el viernes hubo cadena nacional con mi tema. En este país donde los delincuentes están casi todos afuera, los que se roban entre ellos, a la gente pobre, yo, Viviana Canosa, una mina que se rompe el lomo laburando, soy denunciada por ejercicio ilegal de la medicina.»

«Ustedes no tienen moral para acusarme a mí. Yo tengo el culo limpio, ustedes tienen el culo sucio. No tengo un padrino, no tengo un hombre poderoso detrás. Conmigo a la hora de criticar no hay grieta, los gorilas, los zurdos, todos me dan sin parar. Yo lloré toda la semana. Tengo un brazo dormido de los nervios, pienso en esa criatura, pienso en esos padres, ¿cómo pueden ser tan crueles? Ustedes son unos rastreros, unos sin vergüenzas» continuó.

«Yo hice la semana partida al medio. Pensé que me moría. Hay un menor, yo soy mamá, soy una mina con una sensibilidad altísima.» «Hoy a la mañana estaba llorando en el baño de mi casa tirada en el suelo y decía ¿Qué me estás haciendo? Esto me suena a campaña. Cómo me voy a divertir de acá a fin de año con todos ustedes. Se pueden meter con todo lo que quieran pero no con mis valores y mi dignidad. Hace seis meses que no veía a mi mamá porque estaba en el sur. Se murió la abuela de mi hija. Y yo seguí laburando como si nada, pero la procesión va por dentro, y me hacen esto gratuitamente, de la nada«, dijo Canosa, quien destacó que el público le cree.

Viviana Canosa

«Me lo fumé toda la semana, una acusación espantosa. Es una opereta espantosa. Que hijos de puta que son. Soy una conductora libre y provocadora, una provocadora nata, yo nací con esa provocación. Trabajo para el pueblo, no para ustedes, son esclavos de sus medios que les pagan. Ahora prepárense, se meten conmigo y yo me meto con ustedes».

«La Justicia que tenemos que es lo mas injusto que yo vi en el planeta, que rápido que actúa con Viviana Canosa. Por qué no actúa así de rápido con el caso de Astudillo Castro. Yo que ustedes estaría metido debajo de la almohada. Son indignos. Yo los conozco a todos, a todas, a todes. Empezamos juntos hace 30 años. Ustedes se vendieron, yo los vi cómo se vendían adelante mío, se cagaban encima ante los poderosos. La oscuridad en la que están metidos es descomunal. Yo tengo códigos, soy de barrio. Cuando alguien está en el piso hay que esperar que se levante para patearlo. Ustedes me patearon en el piso, siempre me humillaron, siempre se metieron conmigo, y yo les tuve miedo. Ya no» sentenció Canosa visiblemente fastidiada.

Viviana Canosa hizo su descargo:

«Siento que les jode mi libertad. Es una fiesta hacer este programa pero yo en estos días vine triste a trabajar, angustiada. Son perversos con una mina que lo único que hace es ser libre. Es un show, un programa de político que tiene que ser entretenido. Siempre conmigo es: vamos a matarla. ¿Qué les pasa conmigo?»

«Estoy en un gran momento de mi vida. Saben lo que me tuve que bancar el domingo cuando daban a conocer la noticia (la muerte del nene neuquino). Saben las cosas que me tuve que bancar, que me mandaban al teléfono las cosas que me harían, las amenazas, hasta lo sexual, de todas las cosas que me harían, de la peor manera. Pero se dio vuelta, la gente ya se dio cuenta de todo. Operadores de turno, berretas, rastreros, son patéticos. Yo prefiero estar de la otra vereda, no de la de ustedes»

«En la vereda de enfrente de los poderosos, de los mafiosos, de los corruptos, de los hijos de puta. Es hermoso estar de la vereda de enfrente. Es puro éxtasis, sean libres» cerro diciendo ante su abogado, quien aclaro que la denuncia no va a prosperar y luego harán una denuncia contra Mariano Mansilla.