La Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ingresó ayer a la Casa Rosada y acarició la escultura de su esposo, Néstor Kirchner, emplazada en el Salón de los Bustos.

Ayer, el Gobierno anunció el alcance de la negociación de la deuda argentina, la cual contó con un 99% de adhesión de los acreedores privados. Del anuncio participaron la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al presidente Alberto Fernández y el ministro de economía, Martín Guzmán.

Ni bien ingresó a la Casa Rosada, la presidenta del Senado rindió homenaje al expresidente Néstor Kirchner apoyando su mano izquierda sobre el busto de su esposo, que se encuentra en el Salón de los Bustos.

El momento de ese homenaje fue difundido a través de una foto que publicó esta mañana Unidad Ciudadana a través de sus redes sociales.

El busto de Néstor Kirchner fue el tercero que la exmandataria inauguró durante su mandato, al colocar la escultura de los presidentes Héctor Cámpora (25 de mayo a 13 de julio de 1973), y de Raúl Alfonsín (10 de diciembre de 1983 – 8 de julio de 1989).

De este modo, Cristina regresó por primera vez desde la asunción del Gobierno nacional a la Casa Rosada, donde ingresó por la entrada de Balcarce 50 pasadas las 15:40, y luego se dirigió al despacho del ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro, antes del ir al encuentro con el presidente en el Salón de los Bustos.