Aproximadamente 50 manifestantes opositores intentaron ingresar por la fuerza a la Cámara de Diputados para impedir la sesión.

Momentos de tensión y disturbios se vivieron en la tarde de hoy en la puerta del Congreso Nacional cuando un grupo de manifestantes corrió una valla de seguridad dispuesta para el ingreso de los diputados nacionales e intentó colarse por allí para acceder al edificio, pero chocaron con la resistencia del personal de seguridad de la casa.

La mayoría de los manifestantes se concentró sobre la Avenida Rivadavia con banderas argentinas, algunos con cacerola en mano y carteles con leyendas en contra del Gobierno nacional y el proyecto de reforma judicial.

El momento de mayor tensión fue cuando estaba entrando al Congreso el diputado de la Coalición Cívica Héctor «Toty» Flores, alrededor de quien se agolpó un grupo de personas que a los empujones forcejearon con los empleados de seguridad para ingresar por la fuerza. Uno de los agresores aprovechó el tumulto para golpear su cacerola contra la puerta de hierro, haciendo estallar uno de los vidrios.

El incidente se produjo mientras se realizaba un cuarto intermedio de la comisión de Labor Parlamentario, en el marco de tensas negociaciones entre el oficialismo y la oposición sobre la modalidad de sesión.

Desde el comienzo, Juntos por el Cambio exigió que el tratamiento sea presencial, y de hecho en el Congreso se encontraban para ocupar bancas 94 legisladores de los 116 que posee esa fuerza opositora.