El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, estuvo como invitado en el programa de Viviana Canosa y se refirió a la evolución de la pandemia en el país.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dialogó en el programa televisivo «Nada personal» con su conductora, Viviana Canosa. Durante la entrevista, habló sobre las internas dentro de su partido en relación a los planes sociales y el armado de algunas organizaciones. «En nombre del peronismo, estoy harto que se repartan planes. Hay una mafia con los planes sociales. No tenemos que dar, tenemos que crear trabajo», sostuvo el funcionario.

Canosa apuntó a la evidente incomodidad del ministro bonaerense con las declaraciones de funcionarios de su propio partido y de referentes sociales: «se pelea con Pérsico, no comparte nada con la ministra de Seguridad de la Nación, dice que hay fuego amigo, ¿cómo hace para estar en el gobierno así?«, le preguntó. «Las leyes están para cumplirlas y somos un frente de actores que piensan distinto. Yo no dejo que la discusión me distraiga de mi foco, y el gobernador me dio una tarea», respondió Berni.

Y luego, el ministro reflexionó: «yo de progre no tengo nada, yo soy peronista. ¿Por qué se piensan que me atacan como me atacan? Hay sectores del Gobierno que no les costó nada llegar y están haciendo operaciones para desestabilizarnos a nosotros».

En relación a los movimientos sociales y su entredicho con el ‘Chino Navarro’ por la toma de tierras, Berni no titubeó: «en el delito de la usurpación participan directa o indirectamente algunas organizaciones sociales. El jefe de Navarro es Emilio Pérsico y manejan Movimiento Evita. Hoy, con rango de viceministro de Desarrollo Social, en vez de reconvertir planes por trabajo, piden más planes».

Y entonces, Berni disparó: «yo no comparto nada de ese garantoprogresismo, y menos con las cosas de los demás. Es fácil decir ‘no desocupamos porque no es delito’. Que se los lleven a vivir a su casa, entonces».

Al ser consultado en relación al caso de Facundo Astudillo Castro, Berni acusó a Leandro Aparicio, abogado de la familia del joven: «está engañando a los argentinos», aseguró, y afirmó que el letrado no tiene interés en que se sepa la verdad.

«Yo no pienso ni dejo de pensar si la policía tuvo algo que ver. Lo que importa es lo que piensa la Justicia. Por eso parece inexplicable el enojo hacía mí de parte de la madre. Obviamente uno entiende el dolor que siente», agregó.

Por último, añadió: «hay algo que es irrefutable y es el accionar de la justicia. No es un tema de los astros. A la jueza que está investigando no se le ha reprochado nunca falta de capacidad para investigar ni parcialidad a la hora de emitir un fallo«.