Policías de la provincia de Córdoba asesinaron a Valentín Blas Correa tenía 17 años luego de que el vehículo en el que iba evada un control policial

Otro caso de gatillo fácil en el país, el hecho ocurrió en la mañana del 6 de agosto en Córdoba Capital, cuando dos policías asesinaron por la espalda a Blas Correa. El menor iba a bordo de un vehículo con otros amigos cuando evitaron pasar por un control policial y los efectivos dispararon. El auto recibió cuatro impactos de bala, uno de ellos entró por la luneta y se alojó en la espalda del joven de 17 años.

Los jóvenes se trasladaban en un Fiat Argo por la avenida Vélez Sarsfield al 4500, algunos minutos antes del hecho discutieron con un hombre que manejaba una moto y que les rompió el espejo retrovisor del auto. Cuando pasaron por el control policial, se cree que el conductor lo evadió por el miedo de haber sido denunciado por el motociclista. Al dar cuenta que los jóvenes no pararon, los efectivos abrieron fuego.

Córdoba: otro caso de gatillo fácil, policías asesinaron a un menor por la espalda

A los pocos minutos los amigos se bajaron del auto y al ver que Blas estaba herido se dirigieron al sanatorio privado Aconcagua. Según el relato de los chicos, en el sanatorio se negaron a atenderlos, por lo que debieron dirigirse al Hospital de Urgencias. Pero en el trayecto, fueron interceptados por móviles policiales pero Blas ya había perdido los signos vitales.

Los policias imputados son dos efectivos de la fuerza policial, Javier Alarcón y Lucas Gómez. El fiscal José Mana ordenó su detención y se los acusa de homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego.

Gabriel Prunotto, el secretario de la fiscalía, habló con el medio Cadena 3 y declaró que los efectivos realizadon «cuatro o cinco disparos«, de los cuales «uno dio en la espalda» del menor. Además añadió que «no hubo ningún tipo de intercambio de disparos» como se creía, ya que en el trayecto que realizó el auto se encontró un arma calibre 22 pero que estaba en desuso y la familia cree que fue plantada. «Por ahora son dos los efectivos policiales que dispararon. Si se llega a otra hipótesis, se ampliarán las imputaciones» resaltó Prunotto

Por su parte, la mamá de Blas habló con Noticiero Doce de Córdoba y aseguró: «Solo fueron a un bar. No hicieron nada. Se asustaron y se fueron. Lo garantizo porque sé a quién crié. No quiero más muertos en mi familia. Somos una familia de bien. No voy a permitir que lo ensucien. Me voy a encargar hasta el último día de mi vida», y agregó: «A mi hijo lo acribillaron. En dos horas limpiaron toda la zona«

En tanto, el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, afirmó que «no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía». A su vez detalló que «el Ministerio de Seguridad proporcionará, como es obligatorio, todos los elementos necesarios para esclarecer el hecho, que en su gran mayoría tiene ribetes por dilucidar«. Y al ser consultado sobre el accionar en relación al uso reglamentario del arma resaltó que «debe ser utilizada cuando está en serio riesgo inminente y latente la vida de sí mismo o terceras personas. Es para apelar un ataque inminente«