Facundo Escalso tenía 20 años y murió luego de recibir tres tiros, el joven vivía en el barrio «Bajo Flores», la familia denuncia que no hubo un enfrentamiento. Por el hecho hay 3 gendarmes detenidos

Facundo Escalso tenía 20 años y vivía en el barrio «Bajo Flores» de la Ciudad de Buenos Aires, vivía junto a su mamá, su abuela y sus hermanitos en el Barrio Rivadavia I del Bajo Flores. El hecho ocurrió en el Barrio Rivadavia II, en donde el joven recibió dos tiros en la espalda y uno en el brazo por parte de la gendarmería, según informaron a la familia los médicos del Hospital Piñero.

El medio Télam informó que «un joven de 20 años murió baleado esta tarde luego de un tiroteo con efectivos de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) en el interior del Barrio Rivadavia de la Ciudad de Buenos Aires». Sin embargo, por el asesinato de Facundo hay 3 gendarmes detenidos por gatillo fácil.

El caso está a cargo de la jueza Alejandra Alliaud, en el juzgado Criminal y Correccional N° 55. La jueza pidió la intervención de la Policía de la Ciudad en la investigación y ordenó a la Unidad Criminalística Móvil que realice las pericias en el lugar del hecho.

Por otro lado, el Ministerio de Seguridad de la Nación comenzó a investigar la causa y se esperan los peritajes oficiales. Además no hay oficiales heridos, lo que anularía la versión del enfrentamiento en el barrio. Por su parte los gendarmes están incomunicados y serán indagados.

En cuanto al enfrentamiento, el medio Télam explicó que «todo comenzó cuando oficiales de la Comisaría Vecinal 7A de la Policía de la Ciudad recibieron un alerta que daba cuenta sobre un enfrentamiento armado entre miembros de la GNA y dos personas en la esquina de Alfonsina Storni y Pasaje Roldán, en dicho barrio ubicado en la zona del denominado ‘Bajo Flores’».

«Voceros policiales informaron que al acudir al lugar, los uniformados hallaron a un joven que había fallecido como producto del tiroteo con agentes de la mencionada fuerza de seguridad» añade el medio.

Otro caso de gatillo fácil:

Sin embargo, a pesar de estas versiones, un familiar habló con el medio El Destape y aseguró que los gendarmes intervinieron en una discusión entre familias en el barrio, en ese momento Facundo corrió y le dispararon por la espalda. «En el caso de que estuviera armado, como dicen, no había motivos para fusilarlo. Había tanta cantidad de gendarmes que tranquilamente podrían haber controlado la situación, se dicen barbaridades, no había ningún tiroteo y nada justifica ese desenlace» explicó

Por otro lado, una maestra que vive en el barrio, habló con La Izquierda Diario y contó que «los vecinos escucharon los tiros y enseguida salieron a la calle a ver qué pasaba y encontraron al chico tirado en el piso. La sorpresa enseguida se transformó en bronca contra los gendarmes».

«No queremos ni una bala más ni un pibe menos. Ya tenemos muchas víctimas de la violencia del Estado en este barrio, donde la estigmatización que se hace sobre los jóvenes de acá es muy fuerte. Y así los están ejecutando, estas son ejecuciones sumarias en situación de robo o por lo que sea. Ya lo vivimos a fines de los 90 y principios de los 2000, con toneladas de pibes muertos así. La historia parece que se repite» completó la docente que vivió toda su vida en el barrio.