En la misma zona en donde se encontró el cuerpo de Facundo Astudillo Castro, fueron encontrados un maxilar, una vértebra, parte de una mano y parte de un antebrazo, entre otras piezas óseas.

Personal del Equipo de Antropólogos Forenses continuaron durante la jornada del martes con los rastrillajes en la zona donde a mediados de agosto se encontró un cuerpo que hoy se confirmó que pertenece a Facundo Astudillo Castro, el joven de Pedro Luro que se encontraba desaparecido desde el 30 de abril.

Durante los nuevos rastrillajes, los investigadores descubrieron cerca de 23 piezas óseas en un sector adyacente a la localidad de General Daniel Cerri. Sin embrago, aseguraron que dichos restos no corresponderían al cuerpo de Facundo.

Según fuentes oficiales, se recolectó un maxilar, una vértebra, parte de una mano y parte de un antebrazo, entre otras piezas óseas. Además, las fuentes indicaron que esos huesos llevarían algunos años en la zona, ya que a la hora de levantarlos se quebraron fácilmente.

Restos Óseos

En tanto, Página/12 dio a conocer que durante el día de ayer, martes, durante un rastrillaje de la Policía Federal en la zona de Villarino Viejo donde el 8 de mayo estuvo el patrullero de la policía local de Bahía Blanca que sospechosamente salió de su ruta habitual, dos pescadores dieron aviso acerca de «unos huesos tirados».

Al llegar, los federales verificaron que eran restos humanos, se comunicaron con el EAAF para dar aviso y establecieron que no pertenecen al cuerpo de Astudillo Castro. Estos nuevos restos hallados se encontraron a unos dos mil metros de distancia del primer hallazgo. «Una cosa de no creer, estamos azorados», dijo Peretto, uno de los abogados de la familia Castro.

Restos Óseos