Las decisiones en el organismo se toman por unanimidad, es necesario que sus 164 miembros se pongan de acuerdo, las vacunas liberadas es una posibilidad que parece lejana.

La liberación de patentes de las “Vacunas anti-Covid” todavía no logra el consenso. Los países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) no lograron este lunes un acuerdo sobre la posibilidad de liberar temporalmente las patentes de las vacunas contra el Covid-19, pero las negociaciones todavía están en marcha en el marco de la II Conferencia Ministerial que finaliza el próximo miércoles.

La directora general del organismo, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, hizo de la lucha contra la pandemia del coronavirus una prioridad desde su llegada al cargo en marzo de 2021. “¡Pongan fin al apartheid de las vacunas!”, se podía leer en el cartel de una de las ONGs que protestaron este lunes ante la organización con sede en Ginebra (Suiza). En la reunión ministerial se están debatiendo dos textos: uno de ellos tiene por objetivo permitir la liberación temporal de las patentes de las vacunas contra el virus.

Y en segundo lugar: facilitar la circulación de los componentes y productos necesarios para luchar contra el Covid-19 y las futuras pandemias. El tema de la liberación de patentes, divide. Por un lado, la industria farmacéutica y Suiza consideran que debilita la propiedad intelectual. Por el otro, las ONGs creen que el texto no es suficientemente ambicioso como para ser eficaz. En su discurso, el ministro de Comercio de India, Piyush Goyal, lamentó la “falta de reacción rápida” de la OMC.

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 

Para el embajador suizo, Markus Schlagenhof, delegado de acuerdos comerciales, “pretender que una amplia exención de la propiedad intelectual resolvería el problema no se corresponde con la realidad”. “La propiedad intelectual no es parte del problema, sino de la solución”, añadió en declaraciones citadas por la agencia de noticias AFP. La ministra británica del Comercio internacional, Anne-Marie Trevelyan subrayó por su parte en Twitter que es importante lograr “una solución satisfactoria para las empresas y los gobiernos”.

Las decisiones en el organismo se toman por consenso, por lo que se necesita que sus 164 miembros se pongan de acuerdo, una posibilidad que parece lejana por la distancia entre las posturas y los grises que hay en el medio. “¡Los países ricos tienen que hacer una introspección! Debemos agachar la cabeza avergonzados por no haber respondido a tiempo a la pandemia”, dijo el representante del país que junto con Sudáfrica presentó la primera iniciativa para levantar temporalmente las patentes en octubre de 2020.

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 

Uno de los proyectos que están actualmente en debate establece que los “países en desarrollo que cumplan los requisitos” podrán producir vacunas “sin el consentimiento del titular de los derechos mediante cualquier instrumento disponible en la legislación” de ese país. El proyecto propone que los países en desarrollo con capacidad para exportar vacunas sean “alentados” a no hacer uso de la liberación de patentes.

También se prevé que los países en desarrollo cuya cuota de exportaciones mundiales de dosis de vacunas contra la Covid-19 en 2021 haya sido superior al 10% no puedan recurrir a la liberación de patentes, lo que excluye de facto a China. China prometió no utilizar las facilidades otorgadas a los países en desarrollo en el proyecto de acuerdo, pero, según varios diplomáticos, Estados Unidos querría que se comprometa por escrito.

El texto prevé la posibilidad de ampliar el acuerdo a las pruebas y a los tratamientos seis meses después de su adopción, pero tampoco hay consenso sobre este punto. El segundo texto habla de las limitaciones que sufren algunos países en el suministro de vacunas, tratamientos, herramientas de diagnóstico y otros productos médicos esenciales relacionados con el coronavirus. Cualquier medida de emergencia para combatir el covid debe ser “no debe crear obstáculos innecesarios al comercio ni interrupciones innecesarias en las cadenas de suministro”.