La directora de Migraciones declaró que las políticas sanitarias de Brasil llevaron a que el gobierno argentino opte por las restricciones que se están llevando a cabo.

La directora de migraciones, Florencia Carignano, se refirió sobre la polémica actual y los varados en el exterior. La semana pasada, el gobierno nacional, decidió que solo entren 600 personas por día al país para evitar el ingreso de a variante Delta del COVID-19.

La funcionaria brindó declaraciones a Radio 10 y allí afirmó que Argentina se vio perjudicada por las políticas sanitarias adoptadas en Brasil “nos ha perjudicado a todos, en su descuido hacia la población en general, y ha hecho que a quienes tenemos frontera con ellos se nos complique la situación y mucho“.

Florencia Carignano:
Cariganano criticó las políticas sanitarias de Brasil.

Defendiendo la decisión del gobierno nacional de mantenerse firmen en la restricción, a pesar de las críticas, señaló: “¿Qué nos gustaría más a nosotros que tener todas las fronteras abiertas? La gente a veces piensa que una está aburrida en la casa y dice ‘qué puedo hacer para molestar al resto’. La verdad es que esto es una complicación terrible para todos, pero como vengo diciendo siempre, la complicación número uno es la pandemia. Todo el resto son complicaciones para todos, los que viajan, los que estamos acá. Las restricciones son en beneficio de la gente”.

Por otro lado, se refirió a los reclamos que está llevando la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA): “las compañías que agrupan a las aerolíneas dicen que es en el único lugar del mundo que pasa y después ves que en Australia solo pueden ingresar 450 personas”.

Para finalizar, vaticinó que para septiembre u octubre, con un gran porcentaje de población vacunada, se llevarán a cabo mayor cantidad de aperturas: “Sabemos que la única solución posible contra esto es la vacunación. De esto salimos con un porcentaje determinado de vacunados, que será como en la mayoría de los países de un 60% o 70%. Nosotros somos optimistas, pensamos que para septiembre u octubre vamos a empezar a hablar de otra Argentina, con más aperturas y posibilidades. Cuando lleguemos a un determinado porcentaje de población vacunada, vamos a ir abriendo“.