El presidente Alberto Fernández, en la apertura del Hospital Favaloro, envió un mensaje a los acreedores por la renegociación de la deuda argentina.

El presidente Alberto Fernández, a través de una videoconferencia desde la residencia presidencial de Olivos, encabezó la apertura del Hospital Favoloro, ubicado en la localidad de La Matanza, el cual brindará atención a pacientes con coronavirus.

«Era un hospital construido que nadie había puesto en marcha», contó el mandatario sobre la obra que comenzó durante el gobierno de Cristina Kirchner pero se frenó tras la asunción de Mauricio Macri. El presidente también hizo una breve referencia a la cuestión de la deuda y aseguró que «los acreedores deben saber que no vamos a postergar a ningún argentino por una deuda que no podamos pagar». «Nuestro interés primero es cuidar la salud de los argentinos y las argentinas y nadie nos va a doblegar en eso», completó.

El mandatario dijo que la inauguración del hospital es «un ejemplo de decisión y perseverancia». «Es muy difícil de entender que nadie haya puesto en marcha un hospital construido y que alguien haya prescindido de un hospital de esta magnitud», agregó Fernández.

El jefe de Estado destacó también a René Favaloro como «un hombre que siempre entendió la salud como un derecho de todos, no de quien pueda pagarlo», y reafirmó que la apertura del hospital es un «orgullo para los que seguimos reivindicando la presencia del Estado para proteger a los sectores más débiles».

El Hospital Favaloro cuenta con 144 camas de internación general y 14 de terapia intensiva. También tiene un sector de guardia que atenderá las 24 horas, seis shock rooms para urgencias, guardia pediátrica y servicios de apoyo como laboratorio, diagnóstico por imágenes y consultorios externos, según informó el Gobierno en un comunicado.

Además, Fernández puso en marcha cuatro nuevos hospitales modulares de emergencia ubicados en Mar del Plata, Chaco, Córdoba y Santa Fe.